Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Reforma y sus beneficios

Hace 496 años, la tarde del 31 de octubre de 1517, Martín Lutero clavó sus noventa y cinco tesis, en la puerta de la iglesia del castillo de Wittemberg, en Alemania, un magno acontecimiento que ocasionó un cambio radical en la historia de la humanidad, como lo fue el fin de la época del oscurantismo, un período en el que se tenía por objetivo el impedir el cuestionamiento de los dogmas de fe.

Durante ese tiempo se destacan los siguientes aspectos positivos:

La oportunidad que tuvieron las personas de leer la Biblia. Martín Lutero, en 1534 tradujo la Biblia al alemán. Lutero publicó su Biblia apenas 60 años después de la invención de la imprenta y con ello se transformó en el primer libro de circulación masiva de la historia y también marcó el inicio de otra revolución: "La de la lectura masiva".

La lectura de la Biblia prohibida para la gente común en aquellos días motivó el progreso de la ciencia moderna. Por medio de la lectura de la Biblia, muchos científicos entendieron que Dios es el creador de todo cuanto existe. Durante este período surgieron hombres de ciencia tales como Nicolás Copérnico, Galileo Galilei, Isaaac Newton, Johanes Kepler, René Descartes, Blas Pascal y otros.

Isaac Newton, científico inspirado en Dios y su Palabra, considerado como "el padre de la ciencia moderna" expresó: "La gravedad podría poner a los planetas en movimiento, pero sin el poder Divino, no podrían jamás haber sido puestos en el movimiento circular que tienen alrededor del sol".

En el campo económico, en aquellos días se sostenía que la usura era un pecado mortal, y esta incluía el interés de todos los tipos. El gran reformador Juan Calvino enseñó que la Biblia no contiene ninguna prohibición contra el cobrar interés sobre el dinero para el financiamiento de negocios, no obstante condenó la usura como el cobro de un interés excesivo. Este aporte trajo un mayor dinamismo a la economía.

En la Edad Media los comerciantes, eran considerados una clase estéril, mientras que los agricultores eran estimados como la clase productiva. El comercio, dice Calvino, no condujo a la caída de Tiro, sino el deleite excesivo en las cosas mundanas. Babilonia no fue condenada por la prosperidad de su comercio, sino por la arrogancia y el orgullo.

El sociólogo Max Weber, autor de la obra "La ética protestante y el espíritu del capitalismo", observó que los protestantes veían el trabajo como una bendición de Dios, en contraste con la creencia de que el trabajo manual era degradante y socialmente bajo (concepto en la América Latina colonial y otras partes del mundo), los protestantes creyeron que todo trabajo honesto ha sido ordenado por Dios a fin de glorificarlo, para servir al prójimo, y para elevar el sostén personal y de su familia de la pobreza a la abundancia.

Otro aspecto positivo de la "Reforma" fue en el área educativa. Lutero trabajó por promover la "Educación Popular", ya que en aquellos días solo algunos pocos privilegiados tenían acceso a la misma y que también se incluyera a las niñas, antes excluidas del Sistema Educativo. Lutero decía: "Sobre todo en las escuelas todo tipo de enseñanzas debería proceder de las Sagradas Escrituras".

Concluimos que lo positivo de la Reforma fue volverse a la Palabra de Dios, lo cual trajo beneficios personales, económicos, educativos y científicos entre otros. Estoy convencido de que si como nación nos volvemos a Dios y su Palabra, emprenderemos con firmeza el camino del desarrollo integral de nuestra sociedad fundamentado en los valores morales y espirituales, superando los graves problemas que nos afligen.

*Colaborador de El Diario de Hoy.