Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Qué podemos esperar?

Hoy toman posesión el profesor Sánchez Cerén y el señor Ortiz, cuyos planes y proyectos, cargados de buenas intenciones, prometían concordia, consensos y acuerdos, aunque en otras ocasiones el cambio de discurso, haya causado desconcierto y temor. La figura humilde del abuelito canoso que visitó al Santo Padre, al pisar tierra venezolana mudó a un discurso encendido y revolucionario ante Maduro, y se atrevió a llamar a Hugo Chávez, "nuestro presidente y nuestro comandante". Recuerda a Duarte besando la bandera de EE. UU.

Se esperaba con ansiedad el nombramiento de su gabinete, ya que el éxito de muchos gobiernos, no reside en la capacidad del presidente, sino en su sabiduría de rodearse de ministros capaces e idóneos para desempeñar con éxito el cargo, contribuyendo al crecimiento del país. Y ha sido como despertar de una pesadilla encontrar un gabinete constituido por comandantes de la guerrilla: "Los cuadros pueden desempeñar cualquier tarea que les sea asignada". Tengan o no la capacidad de hacerlo.

Si el pueblo entero clama por una mejora en la educación, que en estos años ha estado de capa caída, ¿por qué el viceministro es alguien cuya única experiencia es la alcaldía de San Sebastián Salitrillo, y cuenta con una denuncia por haber hecho una conexión eléctrica pirata, en la alcaldía del municipio? Como nunca hemos leído un artículo de su autoría sobre temas educativos, debería publicarse su hoja de vida, o entenderemos que simplemente el nuevo gobierno del FMLN está premiando lealtades.

Sabemos que existen ciudadanos íntegros, dotados de gran experiencia y prestigio profesional, que se han desempeñado con éxito en cargos en el país y en el extranjero, que podrían haber formado un gabinete de lujo, que hiciera remontar al país en la ruta del desarrollo. Las carteras de educación, salud, economía y seguridad exigían una cuidadosa selección en cuanto a educación, experiencia, espíritu de servicio, probidad y capacidad administrativa, con un conocimiento profundo de las necesidades apremiantes en esas áreas, así como las medidas a tomar para remediarlas.

Las declaraciones del comisionado Vigil, actualmente destacado en Haití por la ONU, explican de manera clara el aumento de los homicidios y la corrupción en la PNC, causados por el retiro de personal altamente calificado, para ser sustituido por elementos afines al partido rojo. Las declaraciones del nuevo ministro de Seguridad, Benito Lara, que las pandillas están aprovechando para aumentar los delitos, el que todas las instituciones están enfocadas en la toma de posesión de este día, no generan la confianza que la población merece.

No es posible analizar la mayoría de tan desacertados nombramientos, pero seguir con Munguía Payés, de ingrata memoria y premiar a Perdomo con la Superintendencia del Sistema Financiero, es tan preocupante como Luz Estrella, médico y exalcaldesa, como viceministro de Economía.

La concesión del Puerto de La Unión constituye uno de los grandes retos de este gobierno, pues siendo clave para el desarrollo de la zona oriental, ameritaría un profesional del más alto nivel, en cuanto a formación y experiencia, presidiendo CEPA. El desconocido titular no parece poder llenar tan exigente perfil.

Parece que estrenamos un gobierno que apunta hacia el socialismo, aunque afirmen lo contrario, mediante un populismo demagógico que los mantendrá en el poder, mediante los votos del pueblo que seguirá en pobreza e ignorancia. La ciudadanía, que sufrirá las consecuencias de otro mal gobierno, tiene derecho a exigir la publicación de las hojas de vida de los desconocidos nuevos funcionarios, para justificar la meritocracia y transparencia que prometieron durante la campaña. ¿Qué podemos esperar?

*Columnista de El Diario de Hoy.