Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Qué nuevos hospitales se necesitan?

El Hospital Nacional Rosales, que cuenta con más de cien años de estar funcionando, ya cumplió con creces sus objetivos originales

La decisión de contar con nuevos centros asistenciales no debe ser producto de impulsos, corazonadas, inspiraciones o sueños. Lo trascendente y delicado de la decisión es que los proyectos de esta naturaleza siempre le cuestan al Estado muchos millones de dólares y una vez construidos y equipados generan cuantiosos gastos de operación que se quedan para siempre.

Lo aconsejable en el mejor de los casos es que la decisión se fundamente en investigaciones contando con estadísticas fiables y consistentes de preferencia del último decenio, estudios de demanda y oferta en series históricas, operatividad actual de los niveles de atención y operación, funcionamiento de la red de la cual formará parte, zona de influencia y población supuestamente a cubrir, tipo de hospital que se necesita, tipo de pacientes y volumen que se pretende atender diariamente, cartera de servicios, ubicación recomendada, articulación con otros establecimientos, modelo de funcionamiento, plan mínimo de necesidades espaciales que se van a requerir y el correspondiente costeo.

El Hospital Nacional Rosales que cuenta con más de cien años de estar funcionando ya cumplió con creces sus objetivos originales, nadie duda que constituyó una respuesta a las demandas de salud de los habitantes en las primeras décadas del siglo pasado. Treinta y cinco años después de haber sido inaugurado como era de esperar se volvió anacrónico y sus servicos fueron ampliamente rebasados por la demanda. Fue entonces que a mediados del siglo se descentralizaron Maternidad y Pediatría y su concepción original de Hospital General se modificó a Hospital Médico Quirúrgico. El respiro fue fugaz porque a la vuelta de unos años sus servicios se congestionaron de nuevo. En la actualidad a pesar de sus limitaciones continúa funcionando gracias a los esfuerzos de sus autoridades.

Hace pocos años tuve oportunidad de participar en un conversatorio con expertos mexicanos y salvadoreños sobre las necesidades hospitalarias más apremiantes en el país y las propuestas que surgieron fueron interesantes. Hubo consenso en que las soluciones debieron de haberse iniciado hace quince o veinte años pero que no es tarde para llevar a la práctica algunas acciones. También hubo coincidencia en que existen sufientes justificaciones para ampliar y moderniza los hospitales generales que conforman la red de las zonas.
 

*Colaborador de El Diario de Hoy.