Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Puerto de La Unión Centro Americana

Y después de tantos y muchos años, este 4 de Septiembre, nuestro querido Puerto de La Unión, exPuerto de Cutuco, inicia el final de la carrera, el sprint, el cierre de lo que comenzó como el proyecto de mayor envergadura de Centro América. Sí, todo se hizo mal desde un principio, pero la idea de este mensaje no es hablar sobre el pasado, sino sobre el futuro.

Después de la crisis económica del 2009, el costo operativo del transporte marítimo fue en detrimento, las tarifas cayeron estrepitosamente, la oferta de espacio que se tenía a nivel mundial era demasiada para la demanda de la carga que se movilizaba.

Esto conlleva a hacer una reingeniería total de cómo se transportaba la carga a nivel internacional, se fusionaron empresas navieras, se crearon alianzas de cooperación operativa y sobre todo se buscó incansablemente reducir los costos en las líneas y cadenas de producción.

En el presente año, luego de la crisis, ha sido el primero que logra incrementar tarifas a nivel mundial dado que el volumen que Asia exporta al mundo superó la oferta de espacio. Si esta tendencia se mantiene el próximo año las líneas navieras pudieran volver a pensar en reestructurar nuevamente los servicios.

El servicio naviero va completamente ligado al mercado mundial y a las economías regionales. Por eso se pensó en establecer servicios de acuerdo a economías de escala en las diferentes regiones. Prueba de ello es que actualmente 12 líneas navieras recalan El Puerto de Acajutla. De las 12 líneas se descomponen varios consorcios que comparten costos operativos.

Tres razones son básicas para que una naviera considere recalar un puerto son: que el puerto sea la puerta de ingreso para un volumen de carga considerable, que la eficiencia del puerto esté en un nivel competitivo y que los costos sean acorde al mercado al cual sirve.

Hoy que se lanza la licitación del Puerto de La Unión, es el momento oportuno para que el Gobierno Central incentive las inversiones en oriente para aprovechar la puerta de entrada a Centro América y que los incentivos sean para que nuevas empresas se asienten en dicha región. Que las reglas del juego no cambien, que exista un ambiente de estabilidad. Esto a la vez hará que el fisco, al tener inversiones nuevas incremente la recaudación fiscal, lo que ayuda a evitar los incrementos de impuestos a la actual empresa privada y por tanto genera nuevas fuentes de trabajo.

Se debe establecer tiempos y metas, sólo mejorando las cosas pequeñas es cómo vamos a progresar en lo grande, identificando los tapones y flujos de paso de carga es cuando vamos a poder decir como país, que le ofrecemos al mundo un puerto de primera calidad. Esto no sólo depende del posible operador, los ya precalificados han demostrado que cuentan con suficiente experiencia en el mercado de operación de contenedores, también depende de la agilidad que las instituciones públicas para mejorar los tiempos de paso (aduana, migración, etc.). La carga no genera ingresos cuando está sentada dentro de un recinto fiscal o dentro de un contenedor. La carga genera ingresos si llega a la planta procesadora a tiempo o a los anaqueles de los supermercados o almacenes por departamento.

Las tarifas ofertadas para el importador o exportador son determinantes, ya que ellos al final son los que terminan incluyendo todos los costos que, desde el inicio de la producción, se suman hasta la entrega y venta de la mercadería. No es solamente un costo portuario o un costo marítimo, sino un costo aduanal, un costo de impuestos, un costo de transporte terrestre, un costo de almacenajes, todo eso suma al costo del producto final.

Si todo lo anterior se logra concretar, el único ganador, al final será El Salvador porque habremos logrado ser un país que pudo atraer inversiones, y que nos logramos posicionar en el mundo como un país más competitivo, con crecimiento económico estable, con generación de empleos. Esto es al fin el comienzo, demos los siguientes pasos, generemos un ambiente de confianza para generar inversiones.

*Colaborador de El Diario de Hoy.

Twitter:@jrcruz69