Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Propuestas de #UnPoliticoMenos

La semana pasada inicié un proceso de dar respuesta a las interrogantes que ciudadanos me han hecho a través de las redes sociales. Aproveché para discutir la relevancia del perfil de las personas que queremos sirviéndonos como funcionarios públicos y las razones por las cuales yo había elegido afiliarme al partido ARENA para ingresar a la vida política. También tuve la oportunidad de profundizar en la iniciativa de #UnPoliticoMenos y su relevancia para el momento actual. Me comprometí a detallar esta semana algunas de mis propuestas.

Por supuesto que no sólo es importante que haya personas nuevas en la oferta electoral de los partidos, porque no siempre lo nuevo o lo joven es mejor. Es importante que, además de personas nuevas, haya mejores propuestas. Los 84 candidatos a diputado de ARENA hemos estado trabajando en un proyecto de propuestas legislativas. En este marco global de propuestas, espero poder poner el énfasis en las siguientes:

Al menos 6% sobre el PIB de inversión en educación. No tenemos viabilidad como país si no invertimos seriamente en el desarrollo de nuestros niños y jóvenes. Infinidad de estudios y de expertos han concluido que el país necesita invertir al menos 6% sobre el PIB para llegar en un par de décadas al nivel de desarrollo humano necesario para poder aspirar a convertirnos en un país de primera para todos. El esfuerzo en el desarrollo de las personas debe incluir también de una manera creativa a todos aquellos adultos que ya no están en edad escolar y que requieren nuevas habilidades para enfrentar los retos de la vida.

El esfuerzo fiscal para lograr este objetivo es enorme y requiere de mucha austeridad y de una priorización del gasto claramente definida. También está demostrado que la inversión en educación es de las más rentables que hay. El rédito que lograremos sacarle en el futuro en términos de desarrollo económico, de productividad, de competitividad, de innovación, no tiene igual dentro del marco de las posibilidades de inversión de un país. Un artículo reciente de la revista Forbes propone para Estados Unidos un plan de inversión en educación que generaría $225 trillones de dólares.

Prioridad en el gasto. Como país pobre debemos ser más sensatos en qué invertimos. Tenemos que definir con claridad cuáles son nuestras apuestas como país. No podemos, ni debemos tener más de tres para orientar nuestro desarrollo y nuestra inversión. Todo lo demás, por mucho que nos duela, debe pasar a un segundo plano. No es posible continuar con un presupuesto nacional que no tenga prioridades. Los mismos diputados podemos aportar para las prioridades del país en salud y educación. Si no hacemos fiestas, ni viajes innecesarios, ni compramos decoraciones, ni construimos nuevos edificios, bien podríamos aportar al menos medio millón al año para contribuir a reparar la infraestructura escolar o para la compra de medicinas que nunca alcanzan.

Productividad legislativa. También creo que es necesario que aprendamos como diputados a dar cuentas de todas nuestras acciones y omisiones. ¿Por qué se permite que propuestas de ley necesarias se engaveten hasta por quince años? ¿Cómo es posible avanzar como país con esa dinámica? Propongo construir una plataforma donde pueda fácilmente un ciudadano, diputado por diputado, encontrar información de sus propuestas de ley, de sus votaciones, de sus ausencias, de sus viajes, de sus contactos con la comunidad del departamento que representa, de sus compromisos electorales. Como lo he dicho antes, este nivel de escrutinio es quizás fronterizo con la violación a la privacidad de las personas, pero debemos recordar que todo lo que se haga en calidad de funcionario público es precisamente eso, público.

Las prioridades establecidas deben incluir además los temas de salud, empleo y seguridad. No será posible salir del estancamiento si, en temas de desarrollo humano, el enfoque no es integral. Aquí con mayor detalle te presento propuestas legislativas para un nuevo país. Te agradezco especialmente tus contribuciones en cualquiera de los tres medios abiertos para este fin: unpoliticomenos.com, facebook.com/JValienteA y @JuanValienteSV.

*Colaborador de El Diario de Hoy.