Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Programa "Sábado Gigante" se despide de la TV

El popular programa de la TV "Sábado Gigante" conducido por el periodista chileno que se hace llamar Don Francisco. que ha entretenido a cientos de miles de salvadoreños en forma ininterrumpida sábado a sábado desde hace más de tres décadas, finaliza su ciclo en septiembre próximo. Este programa forma parte de la rutina sabatina de los salvadoreños, dura tres horas consecutivas y, a lo largo de tantos años, despertó diversos comentarios, algunos de los cuales se exponen a continuación:

Para muchos salvadoreños "Sábado Gigante cumple con creces su objetivo de entretener". "El entusiasmo de Don Francisco hace olvidar las penas y preocupaciones". "Los humoristas como Mandolino y La Cuatro hacer reír sin llegar a la vulgaridad". "Las modelos que aparecen en el transcurso del programa son fabulosas". "Lleva alegría a más de 550 millones de hispanoparlantes". "Favorece a mucha gente con diversos premios en dinero que se entrega inmediatamente".

"Las tres horas pasan rápido y no se sienten". "Contiene muchos mensajes culturales en forma de reportajes, entrevistas, etc.". "La propaganda comercial se realiza con habilidad, no aburre, no cansa ni empalaga". "Los programas son congruentes con celebraciones y festividades locales como Navidad y Año Nuevo, "Thanksgiving", Día de la Madre, Día del Padre, Día de la Tierra, etc.". "Tiene variedad de concursos como canto, interpretación de instrumentos musicales, danza e imitaciones" . "El público participa ampliamente y no cesa de reír, bailar, cantar y bromear". "Entrevistan a personajes interesantes y tratan tópicos curiosos y de interés general". "Valentín Trujillo, el hombre del piano, es un erudito de la música" y "Divulgan tradiciones y costumbres pintorescas de países hispanos".

Un significativo sector de televidentes ve la otra cara de la moneda y emite opiniones diferentes, veamos algunas: "El programa es pura propaganda disfrazada de diversión". "Se pregona el uso de dicharachos cubanos, portorriqueños, mexicanos y chilenos como si estuvieran en contra de la Real Academia Española". "El mensaje que envía es de consumismo materialista y un culto al dinero". "Difunde música mexicana de baja calidad que habla de narcos, mojados, la migra, etc.". "Los personajes entrevistados no siempre son autoridades en la materia sino charlatanes". "Utiliza y manipula al público para participar en propaganda comercial". "En algunos concursos participan magos, cantantes, malabaristas y bailarines, lo que vuelve imposible la actuación de los jueces".

"Don Francisco conduce el programa a gritos, manotazos y burlas". "Con el poder que le da tener el micrófono se mofa de los participantes por su estatura, calvicie, obesidad, forma de hablar y defectos físicos". "No permite la libre participación de los invitados sino se burla de ellos para ponerlos nerviosos". "El conductor es procaz con algunas parejas de concursantes, por ejemplo le pregunta a la recién casada: ¿cómo se comportó su marido en la noche de bodas?". "Don Francisco se propasa con algunas modelos y señoritas participantes".

"El programa está muy cubanizado, lo que no es malo, pero se olvidan de que está dirigido a todos los países hispanos no sólo al público cubano". "Algunas modelos dejan mucho qué desear". "En la mayoría de concursos no gana el mejor sino el que le cae bien a la audiencia". "Se anuncian productos que sólo se venden en Miami". "Las modelos hablan muy bien el idioma Inglés pero cuando se expresan en español, lo asesinan con anglicismos y otros barbarismos".

*Colaborador de El Diario de Hoy.