Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prevención vs. muertes y daños

Sería bueno que el concepto de la prevención estuviera muy claro en la mente de los altos funcionarios, los ministros y el presidente. La prevención es siempre una buena inversión

Seguramente no hubiera sido gran noticia ni a nivel nacional ni internacional el que se hubieran hecho obras de contención de la zona que se derrumbó las semana pasada en Guatemala. 

Pero así funcionamos en Latinoamérica, las autoridades saben dónde hay riesgos, pero como la mentalidad es que prever no lo consideran una inversión sino un gasto. Y como el Estado tiene pocos ingresos, aunque se sabe que puede suceder, se pospone y se pospone hasta que sucede.

Y en El Salvador ¿Cuántas zonas existen que de la misma forma que en Guatemala están en riesgo de deslave? Supongo que en las alcaldías o los ministerios que se ocupan de la prevención de riesgos, lo saben. Pues si lo saben, lo mejor es advertirlo y desalojarlos a tiempo.

Al comparar el costo que implica rescatar a personas sin vida con la inversión en la prevención del desastre les aseguro que ahorrarían.

El Estado, que llaman, “del buen vivir”, debiera ser el Estado de la Prevención, y no solo de los deslaves, sino de cualquier otra eventualidad que pueda poner en riesgo la vida de los salvadoreños: enfermedades contagiosas, delincuencia fuera de control, accidentes de tránsito, accidentes industriales, drogadicción, violencia intrafamiliar, violencia en el deporte, etc. 

¿Cuánto cuesta un país seguro, si cada ciudadano hace su parte de ser más cauteloso en sus conductas y en como cuidar su vida y la de su familia?

Sería bueno que el concepto de la prevención estuviera muy claro en la mente de los altos funcionarios, los ministros y el presidente. Y que en cada ministerio existiera el departamento de prevención de situaciones y condiciones que puedan dañar la salud. Solicitar ayuda internacional para desenterrar a los muertos en un deslave y para la construcción de viviendas provisionales que se quedarán para siempre, debiera ser una función innecesaria para los gobiernos.

Es tan importante la prevención de riesgos para la humanidad, que las normas internacionales ya la contemplan como un requisito, por ejemplo la nueva Norma ISO 9000:2015 que requiere que las empresas hayan hecho un análisis de los riesgos y tengan un plan para gestionarlos y por otro lado la norma ISO 31000:2010 que sirve para implantar un sistema de prevención de riesgos.

La prevención es siempre una buena inversión.


*Ingeniero. 
Columnista de El Diario de Hoy.
www.centrodecalidadyproductividad.com