Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presidente Funes, ¿le tuvo miedo a la salud pública?

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre tres acontecimientos que sucedieron, casualmente, en la misma fecha. Me refiero al choque de un Ferrari California en el Redondel Masferrer, la caída matutina que sufrió usted y su posterior operación. Algunos incluso buscan encontrar una correlación entre esos hechos; a pesar que su secretario de comunicaciones ya desmintió tal información: "sean serios, no se dejen llevar por bromas" respondió a los periodistas. Al final, nadie sabe con certeza, ya los periodistas acuciosos se encargarán de esclarecer estos hechos. Lo que en este momento me preocupa no es la correlación de los hechos sino su operación en un hospital privado.

A finales de diciembre, en un evento en el Hospital Rosales, usted lanzaba una invitación al candidato de derecha Norman Quijano. "Aquí puede venir el candidato de ARENA, el doctor Quijano, sin ningún problema y lo vamos a atender bien… perfectamente puede venir y no tiene necesidad de ir a pagar y gastarse el dinero que puede utilizar en la campaña" (http://www.elblog.com/politica/funes-invita-a-quijano-a-pasar-consulta-en-el-rosales.html). Cómo son las cosas… un mes y medio después es usted el que está en un hospital y no el candidato de ARENA.

En los últimos meses hemos sido bombardeados con su publicidad y los "buenos cambios", a tal punto que un excandidato presidencial decía en el debate "¡nos tienen chinos!". Pero, si son tan buenos los cambios en estos 5 años de su gobierno ¿por qué lo operan en un hospital privado? ¿No están los hospitales públicos en buenas condiciones? ¿Por qué no se ahorró el dinero yendo a un hospital público? ¿Por qué lo operan en unos de los hospitales más caros del país? No me diga que es por una emergencia, con su famosa caravana hubiese llegado a un hospital público en menos de 15 minutos. Si usted ha defendido en distintas ocasiones las mejoras al sistema de salud pública, no me queda claro ¿por qué fue a pagar y gastarse el dinero a un hospital privado?

No quiero que se ahorre ese dinero para hacer campaña, como le recomendaba usted al Dr. Quijano; en realidad lo que quiero es que se calle. Que se calle porque esta operación suya refleja una falta de coherencia con sus "buenos cambios". Usted intenta defender lo indefendible y pretende hacernos creer que estamos en el país de las maravillas. Es mentira que la salud, la educación, la seguridad y la economía han mejorado con su gobierno. Es cierto que se han hecho algunas cosas buenas y se ha mejorado en ciertas ramas pero en términos reales, estamos mucho peor. Le recuerdo que usted ya va para afuera, su mandato está llegando a su fin. En 5 años lo recordaremos por sus obras y no por sus anuncios, si sigue así lo recordaremos por el excesivo despilfarro de nuestros impuestos.

Lastimosamente no todos los salvadoreños pueden asistir al sistema de salud privada, a la mayoría le toca sufrir las inclemencias de nuestro sistema de salud pública. Lo suyo es hipocresía, incoherencia y descaro. No me molesta que alguien que tenga las posibilidades económicas vaya a una clínica privada, lo que molesta es que alguien que defiende a capa y espada lo público vaya a un privado cuando tiene un accidente.

Cada quien que saque sus conclusiones, lo que al menos espero es que el pago de la factura de todo lo relacionada a la operación de su cadera salga de su bolsillo y no de las finanzas del estado. Hay que tener cuidado y pensar si en realidad han sido tan buenos los cambios que se han hecho, tan buenos como para hacer tanta publicidad. Presidente, no sé cuáles son sus razones, sólo espero que no le haya tenido miedo al sistema de salud pública. Que siga mejor señor Funes.

Ps. Según la página de medicina de la Universidad de Nueva York (http://www.med.nyu.edu/content?ChunkIID=103700) entre las causas de una fractura de fémur están las caídas y los choques automovilísticos.

Licenciado en Economía y Negocios