Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Precandidato por La Libertad

Me he inscrito como precandidato de ARENA por La Libertad, en parte por uno de los logros de la segunda vuelta de las pasadas elecciones presidenciales que fue la alianza entre la sociedad civil y el partido. Surgió naturalmente. Los abultados resultados de la primera vuelta a favor del FMLN alertaron a todos aquellos que, a pesar de su oposición a un gobierno totalitario y antidemocrático, se habían mantenido como observadores en las graderías. En poco más de un mes ARENA sumó casi medio millón de votantes adicionales.

¿Qué está pasando en el país? Las fuerzas de izquierda en contra de todo su ideario libertario están destruyendo la democracia. Desde la firma de los acuerdos de paz, los líderes más oscuros del Frente han ido purgando todos los demás liderazgos, especialmente los que promovían las libertades y la democracia. En paralelo han ido construyendo un poder económico haciendo uso de la organización política pública y de financiamientos del gobierno de Venezuela. Lo público en función de sus intereses privados. ¡Qué ironía!

El riesgo de terminar de prostituir el país es altísimo. Y toda esta realidad en medio de una situación delincuencial que ha hecho incluso que el Arzobispo advierta sobre la situación de Estado fallido a la que nos acercamos. Así está El Salvador en estos días y necesitamos precisamente lo contrario a lo que anhela el FMLN para las próximas elecciones. Dicen que no les interesa el control total y piden mayoría en la Asamblea. Nosotros, los ciudadanos que creemos en la democracia y en las libertades, debemos tener la mayoría legislativa.

En lo personal en las elecciones pasadas fungí como observador en representación del Movimiento 300 y ANEP en la primera vuelta y como miembro de la Junta Receptora de Votos por el partido ARENA en la segunda. Ahora decidí afiliarme a dicho partido y participar como precandidato para diputado por el departamento de La Libertad. He dicho presente por la libertad, la democracia representativa y el desarrollo social justo en nuestro querido El Salvador. Todos debemos involucrarnos en esta contienda para evitar peores males en el futuro.

En un esfuerzo inaudito ARENA ha iniciado un proceso de elecciones internas que ha permitido que muchos ciudadanos hayamos decidido dejar la comodidad de las graderías y dar el paso al frente para decirles a los que quieren destruir la democracia que no la tendrán fácil, que los salvadoreños daremos la lucha hasta el final, que no nos amedrantarán con juicios políticos y guerra sucia, que no nos desalentarán con madrugones en la Asamblea y que no nos comprarán. No hay millones en este mundo que valgan el prestigio y el honor de una persona. La oferta electoral de ARENA está siendo enriquecida por muchas personas de la sociedad civil que han dado el paso de la vida profesional, empresarial y de servicio a la vida política.

Algunos ejemplos de estos rostros nuevos que han entrado en el proceso son interesantes. Juan Pablo Fontán por San Salvador, fundador de TECHO en el país. Lucrecia de Domínguez por Sonsonate, promotora de proyectos de desarrollo socio económico para la población más vulnerable. Claudia Gazzolo de Munguía por Ahuachapán, reconocida como Valor Cultural 2013 por su involucramiento en la promoción del turismo, la cultura y el desarrollo del departamento. Jorge Santacruz por San Salvador, empresario, líder voluntario y con experiencia en el sector público. Javier Palomo por Santa Ana, salvadoreño honesto y empresario comprometido con el desarrollo integral de su departamento y el país.

En mi caso, acumulo más de 25 años de experiencia profesional, empresarial y en organizaciones de servicio. Parte de mi legado está en organizaciones como CALMA, FUSAI, Museo Tin Marín, FUSADES, ISEADE-FEPADE, Academia Británica Cuscatleca, Cyberescuela, Futurekids, Encuentros Conyugales, Club Kiwanis Los Robles, RICORP, Club TIC y T-Box. Espero poder en el futuro cercano, gracias al apoyo de la ciudadanía, servir como diputado y dejar allí también parte de mi legado y beneficiar la gestión legislativa con mi experiencia personal. Los dados están tirados. Ahora nuestro futuro depende de tu voto.

* Columnista de El Diario de Hoy.