Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Por qué no decirlo? Una buena gestión municipal

El alcalde de San Salvador tiene toda la razón al afirmar que la labor en la Alcaldía ha sido gigantesca, ya que se logró más allá de lo que se proyectó. Es una gestión meritoria al haberse logrado tanto en tan solo seis años, ubicando a la comuna capitalina en un buen ranking de competitividad en el país. De bajas posiciones competitivas, 21° lugar antes de 2009, la Alcaldía se ha posicionado hoy en 8° lugar.

Mi colega concejal, Paulina Aguilar de Hernández, recientemente escribió en este mismo espacio una columna titulada: "Lo que no se ha dicho". Y estoy totalmente de acuerdo con su punto de vista, ya que son diversas áreas en las que se han realizado obras municipales. Paulina destaca lo realizado en el tema cultural y festejos, pero hay muchísimo más que decir.

Por ejemplo el Parque Bicentenario, convertido en un verdadero tesoro de la naturaleza, ahora protegido para que la ciudadanía tenga un espacio y contacto directo con la flora y fauna, siendo un pulmón de la capital que a su vez permite prácticas deportivas y de recreación.

Una de las principales promesas del doctor Norman Quijano en su campaña, cuando fue candidato en 2009, fue la construcción de bóvedas para mitigar riesgos. Destaca la bóveda "Coronel José Arturo Castellanos", una obra que ha beneficiado a cientos de familias al ser un área de esparcimiento y mitigación efectiva contra inundaciones.

Más de 100 mil habitantes de barrios como San Esteban, La Vega, Lourdes, Modelo, Candelaria y los Distritos Uno y Cinco, pueden hacer uso de las amplias instalaciones útiles y que dan un nuevo rostro a estas comunidades, ya que antes éste era un espacio muerto y de riesgo.

Las buenas obras son notorias, como la Funeraria Municipal que cuenta con verdadero parque memorial en La Bermeja. El rescate de plazas como la Barrios, Hula Hula, San José. La recolección de desechos sólidos (los 25 camiones chinos de la última administración del FMLN se tuvieron que vender como hierro viejo). Hoy la flota es de 55 camiones recolectores. A esto se suman los 12 paneles de Servicio de Limpieza Urgente (SELUR) y la flota de 12 autobuses para apoyar el turismo y el servicio de buses alegres.

Se ha venido trabajando con 16 comunidades en las que se aplicaron y desarrollaron diferentes iniciativas para beneficio de los residentes de diferentes centros poblacionales, bajo el concepto de "Ciudad segura".

Se crearon espacios de atención especializados para usuarios de servicios municipales, con trámites más ágiles, transparentes y con menor cantidad de requisitos, con menores costos para los empresarios y dueños de negocios, para obtener importantes reducciones en términos de tiempo, requisitos, documentos internos, personas y departamentos involucrados, etc. Una Alcaldía más eficiente.

En lo personal fue un verdadero honor haber trabajado junto al doctor Norman Quijano y formar parte de su Concejo, el cual siempre buscó dar respuestas concretas a cualquier adversidad sufrida por los capitalinos. Enumerar las adversidades que vivió la ciudad en este espacio es difícil, pero se construyeron muchos puentes en quebradas y comunidades. Se brindó infraestructura social, mejor calidad de vida y se minimizaron los focos de contaminación y proliferación de vectores.

Que se haya hecho tanto en seis años es muy satisfactorio haber cumplido. Los capitalinos valoran y aprecian la gestión del doctor Quijano y sin duda siempre reflexionarán su voto. Al final de cuentas, para cualquiera que llegue a la silla edilicia deberá continuar con las obras y ejecutar las proyecciones aportadas por esta administración en beneficio de San Salvador.

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com