Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¡Por Dios, salvadoreños! ¡No por mensos! ¿O retardados jabalíes?

Todos hemos visto últimamente nuestra televisión atiborrada, reventando a morir, con millonarias proclamas del FMLN, FUNES Y ALBA, una tras otra --en seguidilla-- repitiéndolas y machacándolas, segundo a segundo, en todo espacio para anunciantes, acaparando casi completamente tales espacios.

Funes y FMLN nos han tratando como mensos o retardados, jurando miserias todos estos desastrosos "cinco años-Funes", ¿para no pagar a excombatientes lo adeudado, para no comprar medicinas, camas de hospitales, anestesia para cirugías y salud del pueblo? pero además muchas veces, suspendiendo salarios a los policías, y aún peor, más recientemente --aludiendo carencias-- el presidente eliminando ilegalmente el escalafón salarial para médicos, maestros y empleados gubernamentales en el presupuesto 2014, con su prepotente estribillo "le guste a quien le guste". Pero de repente ¡Oh sorpresa!, después de gritar indigencias, súbitamente FMLN-FUNES se volvieron archimillonarios en tiempo record (curiosamente, electoral). Ahora, el gobierno compra innecesarios aviones chatarra y presenta largos, carisísimos inflados anuncios en embustera propaganda televisiva, exponiendo farsantes grandezas logradas, e igual, Sánchez Cerén, repentinamente entregando a diestro y siniestro los "fabulosos" regalos de Alba-petróleos, adoptándolos como logros personales, reconstruyendo escuelas y repartiendo miles de computadoras, cuando en cinco años de ministro mantuvo aquellas escuelas en ruinas, sin techos --con niños aguantando agua y sol-- y sin baños, ni libros. ¡Por Dios! ¡Si no somos retardados mentales!

Con ínfima lógica puede concluirse de dónde salen los millones para promover al comunista Sánchez Cerén y lo que nos espera por su desesperado afán de entregarnos al Siglo XXI de Venezuela.

Venezuela, aún siendo uno de los países más ricos del mundo --dueño de Petrocaribe de donde surge ALBApetróleos--, por su gobierno comunista chavista Siglo XXI, tiene a su pueblo (verdadero dueño del petróleo) muerto de hambre, cuando el petróleo es patrimonio ciudadano y no de Maduro, quien mediante ALBA regala los millones petrolíferos a los países conquistados. Esto es fácilmente comprobable en videos de Youtube, Internet: 1-"A guerra pela comida, Venezuela paraíso socialista". 2-"A trancazos se llevan azúcar en PDVA". 3-"En Venezuela pelean por comprar un pollo" y mil videos más (uno del señor José Gregorio Cortez que murió aplastado por una avalancha de gente peleándose un saco de harina).

Gravemente, el objetivo expansionista geopolítico venezolano incluye a El Salvador, como puede apreciarse por sus multimillonarios regalos que lógicamente deben denominarse intervencionistas. Así, de lograr Venezuela-chavista su empresa de hacer ganar a Sánchez Cerén, extremista-marxista-leninista --igual que Maduro y Chávez--, nuestro futuro se presenta oscuro.

Los marxistas, al considerarnos inferiores intelectualmente, usan la ingeniosa técnica de los cazadores de jabalíes para someter a pueblos ingenuos.

A los jabalíes, animalitos libres, los cazadores les ponen maíz para atraerlos a comer en manada en determinado lugar. Al acostumbrarlos, se les pone una reja. Los jabalíes desconfían y por algún tiempo no regresan hasta comprobar que no hay peligro. Así, sucesivamente, se les ponen rejas hasta formar una jaula cuadrada con gran puerta que les cierran al entrar a comer por última vez.

Los países sometidos al marxismo --Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina, Cuba--, están todos sumidos en la miseria, menos Nicaragua con Ortega que de manera inteligente respetó la empresa privada, principal fuente de trabajo de una nación, desafortunadamente como gobernante-chavista, ya busca perpetuarse en el poder.

Con sus publicitados regalazos, SánchezCerén y Alba nos están poniendo, una a una, las rejas necesarias para someternos. No seamos mensos, ni menos, "retardados jabalíes".

* Columnista de El Diario de Hoy.