Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La PGR y su compromiso de promover la cultura de paz y el entendimiento

El Salvador y su camino en la construcción de la democracia llevan una marcha que combina la esperanza y los retos de un pueblo deseoso de justicia, prosperidad y paz.

En este camino por el que transitamos, cada persona, cada sector, cada institución, tiene un importante esfuerzo que realizar para contribuir en el logro de los estadios anhelados.

Ciudadanía, organizaciones e instituciones tienen grandes responsabilidades frente al reto de hacer país, reto, en el que nuestro pueblo se esfuerza de manera creativa cada día para superar las dificultades y limitaciones que se le presentan.

Desde mi elección como Procuradora General de la República, he decidido impulsar un esfuerzo institucional por fortalecer cada uno de los roles de esta noble institución que van desde la defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, las personas adultas mayores y la familia en general y otros, así como la promoción de la cultura de paz a través del mecanismo de la mediación para resolver conflictos de distinta naturaleza.

Nuestro compromiso institucional como promotores de la cultura de paz y el entendimiento ha posibilitado que la PGR atienda al llamado a formar parte de procesos democráticos como las elecciones de primer grado; siendo así como desde el año 2009, esta institución desempeña durante los eventos electorales el rol de coadyuvar a que se desarrollen en un ambiente democrático y pacífico, promoviendo el diálogo entre todos los actores del proceso.

Durante las elecciones presidenciales de 2014, la cobertura de la PGR a nivel nacional, dio lugar a que se atendieran más de 250 casos de conflictos en los que nuestro personal facilitó de alguna manera un entendimiento en condiciones de tranquilidad y fluidez de los comicios.

Para el próximo 1 de marzo, nuevamente asumimos el compromiso de fortalecer la democracia y la construcción de una cultura de paz, y nos aprestamos a facilitar espacios de diálogo a través de personal capacitado que interviene y promueve el entendimiento en la solución de conflictos en un contexto político.

En esta ocasión participarán más de 160 servidoras y servidores públicos de la PGR, como facilitadores y facilitadoras de diálogo, promoviendo el uso de la mediación para resolver controversias de naturaleza electoral surgidos entre miembros de Juntas Receptoras de Votos, votantes y miembros de partidos políticos, en los principales centros de votación de los 14 departamentos del país.

El aporte de la PGR es de colaborar para que el evento electoral se desarrolle con la mayor tranquilidad y fluidez; convirtiéndose en una verdadera fiesta donde podamos participar todos y todas y lo hagamos en los mejores términos.

La PGR suscribe para cada evento electoral un convenio de cooperación con el Tribunal Supremo Electoral (TSE), mediante el cual ambas entidades adquieren responsabilidades, una de las cuales es capacitar al personal que está a cargo de esta tarea en los centros de votación.

Es importante destacar que los equipos de la PGR intervienen únicamente como facilitadores imparciales de diálogo, no ejerciendo ninguna otra función durante el proceso.

Aprovecho este medio para hacer una invitación a todas las fuerzas políticas contendientes, y motivarles a mantener una actitud plena de responsabilidad y civismo, promoviendo entre sus bases el respeto a sus pares y manteniendo una conducta respetuosa a la diversidad de pensamiento.

Todas y todos queremos vivir una verdadera fiesta electoral, y esto será posible si existe un compromiso entre las fuerzas políticas, por el desarrollo pacífico y la solución amistosa de diferencias durante esta jornada de tanta relevancia para El Salvador.

El fortalecimiento de la vida democrática de El Salvador es una responsabilidad compartida por todas y todos; acudamos pues como ciudadanía, organizaciones e instituciones, al llamado a contribuir con la construcción diaria del país democrático que todas y todos queremos.

*Procuradora General de la República.