Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pensar en los candidatos antes de votar

Hace rato que ARENA dejó de ser aquel partido surgido de la reacción anticomunista. El evento en que su candidato a la presidencia presentó al equipo que seleccionará su eventual gabinete es una prueba de ello. De aquel ARENA ochentero quedan pocas cosas: una marcha y uno que otro personaje atrapado en la guerra fría.

Pero también el FMLN ya no es el mismo de la guerra. De aquel no queda nada. Ni los ideales. Ninguno de los compañeros que durante casi una década estuvimos en Morazán, forma parte de la actual dirección de lo que hoy es un partido político electoral en el poder. Aquellos no tenían nada, como los primeros cristianos, más que la búsqueda de la justicia. Los de ahora son dueños de cadenas de gasolineras, líneas aéreas, financieras, autobuses y otras minucias.

No es malo ser empresario. Todo lo contrario. Lo malo es la hipocresía. Ninguno de esos señores piensa en los sindicatos, en los estudiantes, en los habitantes de zonas marginales. Los programas sociales que impulsan solo sirven para ganar votos y adhesiones, pero no para sacar a nadie de la pobreza.

ARENA es un partido apoyado por empresarios que cuenta con los votos de centenares de miles de personas de las clases medias populares. EL FMLN es un partido-empresa que dice representar a los pobres. Dice. La verdad es que ningún gobierno de ARENA ha sido tan ostentoso como el de este partido que dice representar a los pobres.

EL FMLN planteó cuatro campañas electorales: la suya propia, la del gobierno (ante la cual el TSE se hace del ojo pacho en estos días), la de ALBA y la de UNIDAD. Además el presidente se dio a la tarea de convertirse en el principal vocero de la parte ruda de la campaña. Su blanco favorito, de manera obsesiva: Francisco Flores. Mientras tanto la cúpula del partido decidió esconder a Salvador Sánchez Cerén, luego de su desastrosa presentación en el debate.

Más allá de los ataques continuos del presidente y de la aparición de la primera dama en mensajes de televisión, la verdad es que Mauricio Funes va de salida. El candidato del FMLN es Sánchez Cerén, una persona de ideas básicas y con mucha dificultad para expresarlas. Eso se vio claramente en el foro de ASDER. Ese es el candidato por mucho que lo quieran esconder bajo la alfombra.

Su plan de gobierno ya lo expresó claramente cuando dijo que Venezuela es el faro que ilumina a América Latina y el modelo a seguir. Así que los que voten por el FMLN, no lo harán por Funes, sino por Sánchez Cerén y por el modelo venezolano. Eso es lo que hay que tener en mente frente a la papeleta de votación.

ARENA postula a Norman Quijano, no a Francisco Flores. Por cierto uno de los diputados inquisidores en linchamiento político del martes pasado, me recordó a Bernardo Gui, el terrible y fanático inquisidor en la novela de Umberto Eco, El Nombre de la Rosa. Norman Quijano es el primer candidato de ARENA que proviene de los sectores más humildes de la población salvadoreña. Su compañero de fórmula también. El denominador común de ambos, en que en base a trabajo y estudios lograron una notable posición en la sociedad.

El programa de Norman, según se desprende del Plan País y sus mensajes de campaña, se basa en cuatro aspectos fundamentales: el combate frontal a las pandillas, el respeto a la institucionalidad, el Estado de Derecho, es decir el restablecimiento de la confianza; el estímulo a la inversión nacional y atracción de la inversión extranjera, para generar empleos y oportunidades. Los programas sociales, de acuerdo a esos planteamientos, apuntan a ayudar a la gente a salir de la pobreza no al clientelismo político.

De manera que frente a la papeleta los candidatos son Norman Quijano y Sánchez Cerén. Y sus propuestas generales están claras. Sobre todo la de Cerén: seguir el camino de Venezuela. Francisco Flores ya fue presidente. Tony Saca también. Y Mauricio Funes va de salida. Los candidatos son dos: Norman Quijano y Sánchez Cerén, eso es lo que hay que recordar frente a la papeleta.

(El otro jueves la segunda parte de El Inquilino).

* Columnista de El Diario de Hoy. marvingaleasp@hotmail.com