Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Parole, parole,parole

Se acuerda de esta bella canción que en los años setenta grabaron en dúo "Mina y Alberto Lupo", dos grandes estrellas de la canción italiana. Si la quiere escuchar está en: http://www.youtube.com/watch?v=kTrw0RnAvRo

Se trata de un caballero frío y calculador intentando persuadir y convencer con sus palabras a una mujer. Y ella, que ya lo conoce, sin creer nada de lo que le dice o insinúa, responde insistentemente acompañada de una bella melodía: "Parole, parole, parole". En español, "palabras, palabras, palabras", que traducido al lenguaje popular sería: "bla, bla, bla", o bien, para entendernos mejor: ¡No me cuenten historias! ¡No me den atol con el dedo!

Pues algo parecido nos viene sucediendo desde hace muchos meses a los "salvadoreños y salvadoreñas", como dice la publicidad de los partidos que aún no han entendido, que gramaticalmente, "salvadoreños" incluye a todos los compatriotas, pero también, con lo que publicitan los otros competidores en la carrera electoral, y me refiero, a la retahíla de promesas que nos están haciendo, que desde ya saben y sabemos que no serán posibles y que cuando lleguen al gobierno, tal como sucede hoy, explicarán por qué no se puede.

Todas las promesas, son buenos deseos que habrá que ver si con los 15 mil millones de deuda que dejará este gobierno, el presupuesto para el 2014 desfinanciado y Hacienda con menos ingresos, se podrán realizar.

Yo creo que el próximo equipo presidencial debiera ser el tándem presidente y vicepresidente que no sólo tengan el finiquito de la Corte de Cuentas, sino principalmente el "finiquito moral, profesional y ético" de su trayectoria y la demostración de que serán capaces de organizar un nuevo gobierno con gente, que no sólo diga, sino tenga mentalidad democrática y abierta al desarrollo, que promuevan las inversiones de muchos países y no acepte planteamientos políticos demostradamente fracasados, que obligan a cerrar las fronteras y a condenar a prisión a la gente que quiere progresar y buscar su futuro en otros países.

La otra cosa es, de dónde está saliendo tanto dinero para una campaña política tan larga, ya que después del show del TSE, para dar la contienda electoral por iniciada, ya veníamos varios meses escuchando las arengas de los candidatos. Y seguirán subiendo de tono y volumen, en las ofertas, las cosas que se van destapando, las denuncias y los insultos.

Como "polución mental o psicológica" debiéramos catalogar esta campaña y pedirle a los candidatos que nos dejen por lo menos cinco horas diarias sin el bombardeo publicitario de promesas que todos sabemos son irrealizables.

*Ingeniero.

Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net