Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Padre Hilario, 60 años de sacerdocio

reconocimiento Calladito, ha evangelizado comunidades en lugares refundidos, en quebradas difíciles de acceder, adonde no muchos se atreverían a visitar. Con su oración y simpatía consigue sacar adelante innumerables iniciativas que humanamente pare

Conocí al padre Hilario Contrán hace 27 años en la Parroquia San Antonio de Padúa. Su entusiasmo y servicio a Dios, ejemplo de vida, carisma, la cantidad de obras que ha desarrollado, su entrega a los demás, especialmente a los más necesitado, su fidelidad y amor a la Virgen María, han logrado ganar la admiración y respeto de muchas personas que animadas por él participamos en diferentes obras en beneficio de los más desprotegidos.

He sido testigo de su incansable labor en la parroquia: comedor para pobres, clínica asistencial, escuela, creación de áreas para eventos de evangelización masiva, etc. Además ha organizado un sinfín de peregrinaciones a Tierra Santa, tocando muchos corazones que regresan con ánimos de servir mejor a la Iglesia.

Calladito, ha evangelizado comunidades en lugares refundidos, en quebradas difíciles de acceder, adonde no muchos se atreverían a visitar. Con su oración y simpatía consigue sacar adelante innumerables iniciativas que humanamente parecen imposibles.

Fundación Sí a la Vida nació en su parroquia bajo su dirigencia. Le doy gracias porque Sí a la Vida ha logrado salvar a más de 5,200 bebés y sus madres del crimen del aborto, sólo en nuestro Centro de Ayuda. No sabemos cuántos más se habrán salvado en las miles de personas que han escuchado el mensaje de la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Muchos matrimonios se han beneficiado con las charlas que damos a nivel nacional sobre la familia, clave para el desarrollo y estabilidad de la sociedad.

Actualmente, el mundo enfrenta una amenaza mucho más grande. Grupos poderosos como la ONU, OEA, OMS, etc., invierten cada vez más en programas contra la vida, la familia y la libertad religiosa, especialmente contra el cristianismo. Sin embargo, el padre Hilario demuestra que para Dios no hay imposibles, no podemos tener temor sino confiar en la voluntad de Dios, ponernos en sus manos aunque vengan ataques y calumnias. San Josemaría oraba: "Si tú no quieres mi honra, yo para qué la quiero".

Tenemos retos enormes, sin embargo nos alegra que ante los intentos de estos grupos de imponer los "derechos sexuales y reproductivos", inventados para avanzar con su agenda antivida y antifamilia, representantes de países como Rusia, Polonia, Malta, Nigeria o Etiopía, tomaron los micrófonos en una reunión en la ONU para aclarar que el aborto y la homosexualidad no son derechos humanos internacionales. Los diplomáticos criticaron a la oficina de derechos humanos de la ONU por su obsesión con los llamados "derechos" LGBT.

Polonia aclaró que en su legislación el concepto "salud sexual y reproductiva", está definido en términos de respeto al derecho a la vida de los bebés por nacer. Así debería de ser en nuestro país para que no sigan presionando a nuestro gobierno, con fondos condicionados a cambiar nuestras leyes.

Rusia criticó el folleto "Nacidos libres e iguales" elaborado por la Oficina del Alto Comisionado para DDHH, epicentro del activismo LGBT en la ONU, que pretende imponer, obligar a equiparar el matrimonio a la unión de parejas del mismo sexo. Esto, «inevitablemente conduciría a la violación de los derechos del niño", afirmó Rusia.

Padre Hilario, en su celebración estamos rescatando la marcha que usted organizaba cada 28 de diciembre, "Día Nacional por el Derecho a Nacer". Esperamos se unan todos los salvadoreños a manifestarnos ante el mundo en defensa del la "Familia, santuario de la vida".

*Columnista de El Diario de Hoy.