Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En la oposición política

En las democracias es sano que haya alternabilidad y cambios en el liderazgo político, siempre y cuando haya una visión de consenso sobre el rumbo del país y especialmente sobre las estrategias que permiten llegar allí. En nuestro país es difícil no estar de acuerdo en que debemos ser un país de primera para todos. El problema surge cuando intentamos ponernos de acuerdo en los cómo. Y en estos últimos seis años hemos perdido la dirección.

El FMLN ha demonizado a la empresa privada, a pesar de su discurso de diálogo. El expresidente Funes decidió promover la persecución política en casos como el de CEL-ENEL lo que ha ahuyentado a la inversión privada extranjera. Se fue ENEL. Se fue MASECA. No puede haber desarrollo sin inversión privada. No sirve la modalidad de interferir en el mercado con dinero de ALBA, cuando además pronto el pozo terminará secándose.

En todo el país es necesaria la generación de empleo. No hay nada que dignifique más que un empleo y la posibilidad de llevar a casa el sustento diario. Uno de los retos de todos los alcaldes es precisamente cómo atraer proyectos productivos a sus municipios para promover los necesarios empleos y necesitan de la inversión privada. En equipo diputados y alcaldes deben trabajar en esta dirección.

Al recorrer los municipios donde ARENA es oposición es impresionante el trabajo de los candidatos. Tenemos personas como Mario "La Chiva" Castillo, en San Pablo Tacachico; el capitán Miguel Ángel Jiménez, en el Puerto de La Libertad; Francisco Morán, en Ciudad Arce, y Carlos Orellana, en Tepecoyo. Son cuatro ejemplos que me han impresionado. Desde hace años se hacen cargo de trabajar con las comunidades para conocer sus necesidades y su situación actual.

Ellos han recorrido todos los cantones y caseríos de sus municipios y han logrado un conocimiento y una intimidad con la comunidad envidiables. Creo que el partido ARENA también ha aprovechado el haber estado en la oposición. Un ejemplo es su liderazgo mostrado en la renovación al haber sido el único partido en haber tenido la visión y el coraje de abrir sus puertas a la ciudadanía y haber elegido a sus candidatos con elecciones internas con voto secreto.

Incluso para el país, con todos los males actuales, ha sido buena la alternabilidad, porque ha permitido que los ciudadanos evalúen las capacidades institucionales del FMLN, la de los que han sido funcionarios, la corrupción de los que han salido forrados de dinero y de los que continúan haciendo negocios en la gestión pública. Queda claro que es necesario ahora más que nunca la meritocracia y la renovación en los liderazgos políticos del país.

Aprovecha en estas elecciones la oportunidad de elegir correctamente a las personas que mejor sirvan. Quienes no vivan para servir no sirven para vivir y menos para ser tus diputados y tus alcaldes. Busca servidores como "La Chiva" en Tacachico, el capitán en el Puerto, Paco en Ciudad Arce y Pity en Tepecoyo. Hay en ARENA otros candidatos que pueden hacer la diferencia en sus vidas como Roberto en Santa Tecla, Gerardo en Nuevo Cuscatlán y Senón en Zaragoza. Todos candidatos en la oposición.

Ser oposición ha sido bueno, aunque en el corto plazo estemos sufriendo tanto por la incapacidad y la falta de visión de los actuales gobernantes. Ser oposición ha sido bueno, porque ahora como ciudadano tienes más elementos para elegir con sabiduría a tus gobernantes. Ser oposición ha sido bueno, porque aquellos partidos con valentía como ARENA han aprovechado para renovarse y para ir construyendo nuevos liderazgos. Ser oposición ha sido bueno, porque ahora ARENA cuenta con más y mejores candidatos a diputados y alcaldes. Ser oposición ha sido bueno, porque ahora tú puedes elegir volver a ARENA el necesario contrapeso de la democracia.

*Colaborador de El Diario de Hoy.