Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ONU obsesionada con legalización del aborto en el país

La oficina del Alto Comisionado de la ONU, nuevamente, volvió a pedir la legalización del negocio del aborto en El Salvador, uniéndose a la campaña mentirosa de que 17 mujeres condenadas por homicidio, alegando falsamente que sufrieron abortos espontáneos. ¿Abortos de nueve meses? ¿Abortos de niños que respiraron al nacer? ¡Ridículo y absurdo!.

Casi 100% de salvadoreñas nos oponemos al aborto. Reconocemos el derecho y valor de la vida del ser humano que se gesta dentro de nosotras. Sin embargo, extranjeros poderosos insisten en legalizar la autorización de su muerte a través de manipulación y presión económica.

Según el portavoz de la ONU "celebraron" el indulto - que es el perdón de las penas, pero No la exonera del crimen cometido ---para una de las 17 mujeres ---Carmen Guadalupe ---, condenadas por homicidio agravado en contra de sus hijos recién nacidos, a pesar de que aparentemente fue aprobado mediante fraude del FMLN-GANA (a excepción de Francis Zablah) y que según el reporte criminológico, ella representaba peligro para la sociedad.

La ONU incluso repite un nuevo "cuento": ahora afirman que Carmen Guadalupe fue violada. Durante los siete años de proceso, la joven nunca arguyó haber sido violada, ni durante interrogatorios, juicio, o recurso de indulto. Para quienes buscan un objetivo tan perverso el engaño, violar la ley descaradamente, la manipulación, todo se vale.

Vuelven a pedir el indulto para estas mujeres que degollaron, apedrearon, estrangularon, y asfixiaron a sus bebés nacidos vivos instrumentalizándolas en su campaña para legalizar el aborto porque no encontraron ni una mujer encarcelada por aborto.

Debemos comprender la verdad para no permitir que abran la puerta a este crimen:

Mentira: De acuerdo con nuestra legislación provida, los médicos tienen las manos atadas al tener un caso en que la vida de la madre corre peligro.

Verdad: Ningún artículo en nuestra legislación dicta que la vida del bebé tiene prioridad sobre la de la madre, y menos que a la madre debe exponérsele a morir inexorablemente si ésta se encuentra en grave riesgo, para salvar al niño.

El Código Penal, aunque indica que todo tipo de aborto constituye delito, incluyendo el mal llamado terapéutico ---que no es terapia para nadie sino que descuartiza a propósito al niño por nacer---, también expone las causas que excluyen el actuar de un médico de considerarse delito. El Artículo 27, Inciso 3, del parte general aplicable del mismo código, referente a las causas excluidas de responsabilidad penal especifica que está totalmente exento de ser delito hacer todo lo posible por salvar a la madre y como consecuencia no deseada de un procedimiento médico, al haber agotado todas las posibilidades, se provoque la muerte del niño. Sin embargo, si un médico mata deliberadamente al niño para salvar a la madre, sí, es delito.

Mentira: Muchas salvadoreñas mueren por la prohibición del aborto.

Verdad: No existe ninguna razón científica por la cual el médico tenga que decidir sacrificar al bebé para salvar la vida de la madre. Un médico con ética lucha por sus dos pacientes. Se puede sacar al niño antes de tiempo pero entero, no en pedazos, tal cómo sucedió en el caso Beatriz, y darle la atención que necesita.

Aprovecho este espacio para invitarlos a la ExpoVida de la Fundación Sí a la Vida, desde el próximo jueves, 5 de febrero, 6:00 p.m. abierta gratuitamente todo el día, en Galerías, hasta el domingo 15 de febrero.

*Columnista de El Diario de Hoy.