Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El nuevo Fiscal

Necesitamos un Fiscal que dé resultados, evite los conflictos de interés, construya un equipo motivado, trabaje de la mano de la PNC y Juzgados, defienda a todos los salvadoreños y que tenga como prioridad la lucha contra la corrupción

En el pasado he criticado la forma en que todos los partidos políticos actuales se ponen de acuerdo en despilfarrar, subirse sueldos, y en general hacer daño a los intereses de los salvadoreños. Este fue el caso de la aprobación unánime del presupuesto de la Asamblea Legislativa, en donde uno de los puntos que más resalté fue el inusual gasto en seguros que constituye el 9.5% de los gastos de dicho órgano del Estado. Me parece que cada vez que hay acuerdos por unanimidad, los salvadoreños tenemos que preguntarnos, ¿qué motivó a que se pusieran de acuerdo? En el caso del anuncio de la elección del próximo Fiscal General de la República, esta no debe ser la excepción.

Los partidos han demostrado que solo cuando se trata de cubrirse las espaldas pueden trabajar en equipo. Por lo que es necesario que después de los meses de atraso en la elección, sean claros con los salvadoreños cuál fue su metodología de análisis, cómo ponderaron la experiencia, preparación académica, capacidad de gestión y demás requisitos para derivar en la selección del licenciado Douglas Arquímedes Meléndez. 

Esta explicación es mucho más importante y necesaria que el simple hecho de decir que fue elegido por unanimidad y que por lo menos no se reeligió a Luis Martínez. Es lo mínimo necesario para que los ciudadanos les demos el beneficio de la duda en la elección, además de ser lo más adecuado para endosar su confianza al licenciado Meléndez. Dicho de otra forma, es como la “presentación en sociedad” del nuevo  Fiscal General.

Al licenciado Meléndez no le conozco, pero deseo que Dios le ilumine y guíe sus pasos. Su tarea es monumental y lo mínimo que espera la ciudadanía es que dé una sorpresa a los políticos que lo eligieron, actuando similar a lo que se ha visto en la Sala de lo Constitucional, en donde actuando apegados a derecho, han repartido “garrotazos” a todos por igual. 

Necesitamos un Fiscal que dé resultados, evite los conflictos de interés, construya un equipo motivado, trabaje de la mano de la PNC y Juzgados, defienda a todos los salvadoreños y que tenga como prioridad la lucha contra la corrupción.
 
Ya una vez en el cargo, es primordial que presente su plan de trabajo para mejorar la capacidad de investigación de delitos, presentación de pruebas contra imputados, eficiencia y fortalecimiento institucional, entre otras cosas.
 
Por su experiencia en la Fiscalía, probablemente sabe que se adolece de falta de capacidad y tecnología investigativa, por lo que recuerde que la ayuda internacional será vital para reforzar dichas áreas.
 
En la persecución de los delitos de corrupción, se espera que lo haga “parejo” y que se apoye en la comunidad internacional para tal tarea. Muchos hemos pedido la creación de una Comisión Internacional contra la Corrupción (CICIES), por lo que esperamos se pronuncie favorablemente. La ciudadanía está más alerta y enterada de los temas de corrupción, por lo que tiene en nosotros a unos grandes aliados en potencia.
  

*Colaborador de El Diario de Hoy.
@luisportillosv