Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuestro compromiso con la Patria

Cuando viene a la política, todos somos expertos, pero cuando toca responsabilizar a alguien por los problemas que enfrenta el país, la culpa siempre es de otros. Pocas veces nos preguntamos, ¿qué estoy haciendo yo para cambiar aquello que no me gusta en este mundo? ¿Cómo estoy contribuyendo yo a erradicar aquello que considero injusto? ¿Cómo estoy aportando yo a que el futuro sea diferente?

Creo que es tiempo que cada uno de nosotros nos hagamos estas preguntas. Tiempo que evaluemos la dirección que lleva nuestro país, y con él nuestro futuro, y definamos, no lo que otros deberían estar haciendo por la Patria, sino lo que cada uno de nosotros podemos aportar.

Es demasiado fácil y común encontrar excusas. Es que yo de esas cosas no conozco. Es que a mí no se me viene natural hablar en público o escribir. Es que a mí me gustaría poder hacer algo, pero nadie abre los espacios para hacerlo. Es que son los jóvenes quienes deberían trabajar hoy por el país. Es que los viejos no quieren dejar que se cambien las cosas. Es que no da el tiempo. Es que no es el momento adecuado para involucrarme. Es que no sé cómo. Es que cuando las excusas abundad, la voluntad se esconde.

Si honestamente queremos un mejor futuro para nosotros, nuestras familias y nuestra comunidad, es momento que reflexionemos. Que nos preguntemos qué podemos hacer cada uno de nosotros por la Patria. Cómo podemos ayudar a construir el futuro que queremos. Es un error pensar que esto sólo se hace desde la política. Los cambios se construyen en todos los aspectos de nuestras vidas. Solo es cuestión de tener visión, principios y la voluntad de trabajar por ello.

El futuro lo cambiamos cada vez que decidimos trabajar un poco más, aportar algo diferente, construir algo nuevo. El futuro se construye cada vez que decidimos aprender algo, se construye desde nuestro hogar, se construye entre nuestros amigos, se construye en nuestro trabajo y en todo aquello adicional que decidimos hacer por otros. La base de ese cambio es la pasión de hacer cada día las cosas un poco mejor, de aprender cada día algo nuevo, de construir cada día un poco más.

Construye Patria el emprendedor que decide arriesgarse y abrir un negocio propio. Construye Patria el joven que decide dedicar su tiempo libre como voluntario en una organización social. Construye Patria la persona que decide compartir sus ideas iniciando su propio blog. Construye patria aquel que hace públicas sus críticas y decide educarse sobre el tema para poder proponer alternativas. Construimos Patria todos aquellos que decidimos poner de lado las excusas y buscamos aprovechar las oportunidades de hacer realidad aquello que nos apasiona en la vida.

Comprometámonos hoy a construir Patria, cada uno de nosotros, desde nuestras pasiones, mediante nuestros talentos, sin otro objetivo más que cambiar en este mundo aquello que nos parece injusto y construir lo que queremos para nuestro futuro.

*Colaborador de El diario de Hoy.