Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muy novedoso, el papa Francisco y la cultura del encuentro

Hay una persona en tuiter que continuamente me envía mensajes a mi cuenta, muchas de las veces reclamando y, en más de una ocasión, insultando, supuestamente porque hacemos un periodismo sesgado, propagandístico, apegado a los intereses de los partidos de derecha y no alineado al partido oficial.

Esta semana no fue la excepción y el personaje, a quien no conozco ni identifico, pedía más bien exigía que se publicaran las palabras del papa Francisco sobre los medios de comunicación; sin duda alguna le agradezco haberme hecho esta sugerencia, porque se trata de un interesante discurso, pronunciado durante la 48 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, titulado: "La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro".

Leí el texto completo, no muy largo, y realmente me pareció que debería comentar los puntos centrales de lo dicho por el papa, no sólo por la sencillez de su discurso sino también por la profundidad y trascendencia de sus ideas.

En primer lugar permítanme ubicar de base la concepción de comunicación que nos plantea Francisco, se trata de una visión humanista, no reducida, como se hace en muchas ocasiones al identificar la comunicación con la información donde hay un proceso de transmisión de datos; no, la comunicación lo que hace es acercarnos los unos a los otros, "comunicar bien nos ayuda a conocernos mejor entre nosotros, a estar más unidos", dice el pontífice.

Y es que comunicación es eso, la capacidad que tienen los seres humanos para relacionarse y buscar objetivos comunes; en este sentido, y esto es un segundo punto clave en el planteamiento, la comunicación y con ello los medios de comunicación, pueden ayudar o no a construir "unidad" así como los proyectos comunes para alcanzar objetivos. Por eso el papa habla de la cultura, la "cultura del encuentro", lo que supone y requiere romper los "muros que nos dividen", que únicamente se pueden derribar "sí estamos dispuestos a escuchar y a aprender los unos de los otros".

Dicho en otras palabras, tal como lo expresa el pontífice, "la cultura del encuentro requiere que estemos dispuestos no sólo a dar, sino además a recibir de los otros.

Los medios de comunicación pueden ayudarnos en esta tarea, especialmente hoy, cuando las redes de la comunicación humana han alcanzado niveles de desarrollo inauditos. En particular, Internet puede ofrecer mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos, y esto es algo bueno, es un don de Dios".

Muy ligado a esto, y como tercer punto, se trata de que los avances tecnológicos, la ciencia, el conocimiento, sobre todo en los medios informativos, son instrumentos que pueden ayudar o no al encuentro del otro; que nos pueden hacer más o menos cercanos, pero la clave no son las herramientas tecnológicas sino el sentido en el que se usen estas herramientas. Podemos estar muy cerca, incluso físicamente unidos, sin embargo si no tenemos comunicación, estaremos alejados, incluso mucho más alejados y en eso tiene gran "responsabilidad" el llamado teléfono inteligente y, con él, el mundo de las redes sociales.

Es por ello que el papa apela a recuperar "cierto sentido de lentitud y calma, capacidad de guardar silencio para escuchar" y no dejarnos llevar por los intereses mezquinos que tratan de imponerse sobre otros, dejando de lado la "variedad de opiniones". Francisco dice que "la variedad de las opiniones expresadas puede ser percibida como una riqueza, pero también es posible encerrarse en una esfera hecha de informaciones que sólo corresponden a nuestras expectativas e ideas, o incluso a determinados intereses políticos y económicos".

De fondo, y este es otro punto planteado por el papa de origen argentino, miembro de la Compañía de Jesús: ¿Cómo se manifiesta la proximidad en el uso de los medios de comunicación y en el nuevo ambiente creado por la tecnología digital?; en otras palabras, ¿cómo hacer que los medios y el desarrollo tecnológico contribuyan, ayuden, cooperen a que las personas se encuentren, superen las barreras, y alcancen los objetivos de bienestar comunes?. Hay medios de comunicación, dice el papa que "nos condicionan hasta el punto de hacernos ignorar a nuestro prójimo real". En verdad así es, pero también es cierto que la mayoría de medios, de periodistas serios y responsables, tienen la tarea, el desafío de generar las condiciones de acercamiento entre las personas, y eso lo hacen a través de un tipo de información que ayude a entender lo que sucede a nuestro alrededor.

Se trata de una información, que pone por delante, el punto de vista desde donde la hace. El punto es no cegarse a esa única perspectiva y presentar distintas voces que, por lo general, representan diversas perspectivas de los fenómenos y hechos de la realidad. Es preciso hacerlo honestamente, bajo principios éticos claros y definidos, con un método transparente del debido proceso informativos; es la tarea inexcusable que a diario nos toca ejercer a los periodistas y a los medios de comunicación.

* Editor Jefe de El Diario de Hoy.

ricardo.chacon@eldiariodehoy.com