Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Municipalidades y su compromiso con la seguridad

No dudo que los capitalinos hayan expresado a los candidatos a la Alcaldía de San Salvador que su principal preocupación es la inseguridad, ya que ese es un problema que ha golpeado a la ciudad desde hace muchos años; por eso, yo fui el primer Jefe Municipal del país en poner en la agenda nacional el trabajo que los gobiernos locales deben hacer al abordar este fenómeno.

La actual administración deja una plataforma al próximo concejo que esperamos sea aprovechada. Existe un centro de monitoreo con cámaras en diferentes puntos en la ciudad; un observatorio metropolitano de la violencia ---que tuve el privilegio de impulsar desde el seno del COAMSS---, y el Observatorio Municipal; quedan los centros de convivencia ---verdaderos polideportivos---, que para nosotros fueron el epicentro del trabajo en prevención; asimismo se comenzó a desarrollar el Programa Vecinos Vigilantes en colonias de la zona norponiente de la capital; tenemos un Centro de Formación Laboral que se convierte en una verdadera fábrica de empleo, luego de que nuestros jóvenes y adultos se capacitan en él y una fuerte inversión en reducir la vulnerabilidad, parques, espacios públicos, atención en salud, entre otros logros.

Se preguntarán qué tienen que ver estas actuaciones en la reducción de la violencia, la respuesta es mucho, porque los ciudadanos se sienten más seguros en sus hogares y comunidades; una persona no sentirá seguridad si su casa está a punto de caer por un barranco; por lo tanto, como gobiernos locales es nuestra responsabilidad reducir los factores de riesgo que prevalecen en los centros poblacionales.

Cuando asumimos la administración en 2009, si bien conocíamos los problemas, en especial el de la violencia, teníamos que conocerlo a profundidad. Por eso, uno de los primeros pasos, con el apoyo de Naciones Unidas, fue hacer un diagnóstico del fenómeno en el municipio, el cual orientó el trabajo que a partir de ese momento realizamos y que se materializó en un Plan de Prevención de Violencia, Programa Conjunto Reducción de Violencia y Construcción de Capital Social , finalmente, Programa Municipal de Prevención de Violencia en el Municipio de San Salvador.

El trabajo que realizamos de la mano con ciudadanos, Alcaldía y cooperación internacional nadie lo puede negar, por eso fue un orgullo recibir al Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon en la Colonia IVU, uno de los lugares insignia de nuestros planes de prevención.

Es en el marco de la implementación del Programa Conjunto Reducción de Violencia y Construcción de Capital Social, se constituye en uno de los legados más importantes a la ciudad, al conformarse una mesa en la que participan la Policía Nacional Civil, Fuerza Armada, Fiscalía y Alcaldía para que cada institución, desde su área, dé su aporte a la construcción de la sociedad más armoniosa. Dicha mesa se reúne todas las semanas.

Hubiese sido irresponsable que la administración delegara en el CAM, funciones más allá de lo que permite el marco legal, las cuales, según el Artículo 5 de la Ordenanza Reguladora del Servicio de Agentes Metropolitanos son: Vigilar, custodiar el Patrimonio Municipal; cumplir y hacer cumplir las leyes y ordenanzas en el municipio; colaborar en la prestación de seguridad a espectáculos y manifestaciones públicas; prestar auxilio a los ciudadanos; informar a la Policía o Fiscalía en caso de que se detecte un ilícito.

Cabe destacar también las responsabilidades que tiene el CAM, tras la aprobación de la Ley Marco para la Convivencia Ciudadana y la Ordenanza para la Convivencia Ciudadana en el Municipio de San Salvador, que le obliga a tener una mayor presencia en comunidades.

Para tal fin creamos la Unidad Motorizada, les dotamos de nuevas patrullas e incorporamos a más de 500 elementos a dicho cuerpo, para dar respuesta a las nuevas atribuciones. Además abrimos nuevos espacios a la especialización de los agentes como la creación de unidades de Guardarrecursos, Patrimonial, Monitoreo y Videovigilancia, Seguridad y Vigilancia del Sistema de Mercados, entre otros. A ello se agregó el fortalecimiento del Departamento de Formación Profesional del CAM, estableciendo un currículo acorde a sus funciones y competencias.

Las labores del CAM están en consonancia con la Constitución de la República que, en su Artículo 159, establece que la Policía Nacional Civil tendrá a su cargo las funciones de policía urbana y policía rural que garanticen el orden, la seguridad y la tranquilidad pública.

Ofrecer que el CAM hará algo más allá de sus funciones es una afirmación irresponsable, para ello se necesitan modificaciones al marco legal. Por lo tanto, los ciudadanos deben preguntar a los candidatos qué van a a hacer para reducir los factores de riesgo en los municipios, ese es el aporte de las municipalidades a la seguridad, apostar por la prevención.

La inseguridad es un problema en cuya solución los salvadoreños esperan acciones. La violencia no es una carrera de estadísticas, debe impulsarnos a unir esfuerzos entre ciudadanos, empresas y el Estado para construir un mejor país, tal como lo hemos hecho en San Salvador.

*Alcalde de San Salvador.