Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La misma receta desesperada para distintos países

Lo que hacen con el renombrado publicista JJ Rendón en Venezuela, solamente por ser el asesor de Capriles y de todo el bloque de oposición, es la última estrategia de un pseudo-líder ante su frustración por la segura derrota en las elecciones municipales de diciembre próximo en ese país.

Desacreditar a quienes asesoran a ARENA y reclamar al fiscal por qué no incluye a Francisco Flores en las acusaciones, es la forma desesperada que han encontrado el FMLN y Mauricio Funes, ante la desesperación porque van a una derrota inminente aquí en El Salvador.

Del FMLN nos podemos esperar eso y más, pero no así del presidente de la República, quien claramente ha decidido participar y ser protagonista en esta campaña política, tal y como lo pudimos reiterar el pasado sábado, cuando en su programa propagandístico de radio dijo que: "La presunción de inocencia lo que establece es que el ciudadano tiene que probar su inocencia en un juicio", al mismísimo estilo propagado en Venezuela por Maduro contra sus detractores.

Es la misma estrategia que usan los neocomunistas que se llaman ahora socialistas, los del bloque de partidos del Foro de Sao Paulo, al cual pertenece Maduro en Venezuela y el FMLN en nuestro país.

Esta es la receta que pretenden crear aquí, queriendo hacer creer que "los problemas del país se deben al primer Asocio Público Privado, en La Geo con Enel; así que al parecer el propósito e insistencia en el tema CEL-ENEL es buscar meter preso a don Billy Sol Bang, es la solución a los problemas de seguridad del país... cerrando ilegalmente las farmacias Económicas es como controlarán los precios de las medicinas- y de paso se desquitan con un columnista crítico de este pseudo-régimen.

Hacen campaña diciendo que las "empresas" ALBA son las que darán empleo a todos los salvadoreños y resolverán los problemas económicos del país, porque las cosas serán más baratas, cuando la gasolina la venden al mismo precio que las demás petroleras y el arroz no es más barato que el de otras marcas; cuando le dan financiamiento a campesinos a cambio de la mitad de su cosecha y se recetan el monopolio del cobro en el transporte público, sin modernizar ningún bus; esto entre otros ejemplos de lo que ALBA realmente significa como amenaza a las libertades económicas del país.

Esa es la receta que tienen para ganar una campaña ya perdida si se habla de sus reales logros y los nulos beneficios que le han traído al país. Esta es la receta de los perdedores: buscar culpables y crear cortinas de humo.

Ya sabemos que en Venezuela hay una persecución política a los detractores, allá hay presos políticos y un régimen autoritario que atropella las instituciones y los procedimientos legales, violando los derechos ciudadanos permanentemente.

Aquí en El Salvador estamos siendo testigos del inicio de ese tipo de régimen, estamos observando el deterioro de la institucionalidad y del Estado de Derecho. No es de extrañar que allá hagan esto con quien les resulta incómodo y les ha derrotado ideológica y estratégicamente, me refiero a JJ Rendón, a María Corina Machado, al diputado que desaforaron sin derecho a juicio para tener el voto 99 para dotar de poderes extraordinarios a Nicolás Maduro, prácticamente desarticulando al Congreso.

Aquí hemos visto las intenciones de hacer lo mismo con la Sala de lo Constitucional y el uso de las instituciones que controlan el FMLN o Funes, para atacar a quienes le somos incómodos.

¿Qué pasará si triunfan? Pues lo poco que queda de nuestra institucionalidad sucumbirá y después estaremos sometidos o perseguidos por un régimen autoritario, que es lo que aspiran implantar en cada país al que le echan el ojo, sino veamos lo que está a punto de pasar en Nicaragua, lo que ya pasó en Ecuador, Bolivia y Venezuela; pues en esa lógica es bueno recordar que El Salvador desde 1932 está en su mira, no consiguieron someterlo entonces, no lo pudieron en los ochenta, no lo lograron del todo en 2009 como esperaban, pero piensan que lograrán conseguirlo en 2014; depende de nosotros que lo evitemos, mientras lo podamos hacer democráticamente nos corresponde a todos impedirlo con nuestro voto.

Hoy más que nunca las palabras con las que arrancó ARENA: "La culpa no es de los que se equivocan, la culpa es de los ausentes, por eso estamos aquí diciendo presentes por la Patria".

*Diputado de la Asamblea Legislativa.