Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miembros de la OEA, escuchen a las familias latinoamericanas

Mario Vargas Llosa describió a la OEA como "ineficiente e inútil", "y a ratos hasta peligrosa", agregando que debía ser radicalmente reformada.

Hemos sido testigos de una OEA incapaz y cómplice de la vulneración de derechos humanos y libertades individuales en Venezuela y otros países del Alba.

En lugar de ser un foro para la defensa de los DDHH, se ha convertido en plataforma que impulsa propuestas destructivas para nuestra sociedad, tales como el aborto, el matrimonio homosexual, la denegación de la autoridad paterna sobre hijos menores, y la fraudulenta ideología de género.

El recién electo secretario general. Luis Almagro, declaró que promoverá una agenda de "derechos" a la uruguaya, que incluya, entre otras cosas, la despenalización del aborto, la legalización de la marihuana y los matrimonios gay.

Estas nuevas metas del organismo contradicen la letra escrita de la Convención Americana de Derechos Humanos, que en su articulado establece el derecho a la vida desde la concepción, la promoción y protección de la familia, y el derecho y responsabilidad de los padres como principales educadores de sus hijos.

En Panamá se está realizando la Cumbre de las Américas, que inició con la Cumbre social del 8 al 10 de abril y que culminará con el encuentro de 34 jefes de Estado el 11 del mismo.

Organizaciones propulsoras del feminismo radical, el aborto y la agenda gay, reunidas unos días antes en el Diálogo nacional de la sociedad civil y actores sociales, emitieron un alarmante documento preparatorio para la Cumbre que propone lo mismo de siempre, aborto y adoctrinamiento de género. Estas organizaciones reciben acogida a lo interno de la OEA.

Contrastando a los atentados contra nuestros derechos, valores e identidad cultural, organizaciones promotoras de los verdaderos DDHH reunidas en Panamá en el Encuentro internacional LA FAMILIA en A.L., estabilidad económica y retos demográficos, formularon la siguiente declaración que será entregada a los jefes de Estado:

La familia es el principal y más importante capital social de toda sociedad.

La familia representa el núcleo básico de la sociedad y una institución fundamental para el desarrollo económico, social y cultural de las naciones.

La familia es eje central de la sociedad y debe ser foco fundamental de las políticas públicas, más allá de colores, interpretaciones o ideologías.

La defensa de la familia es un factor determinante de cohesión social. La familia une a todos.

La familia y su protección es responsabilidad de gobierno y sociedad de manera conjunta.

Por todas estas razones, sustentadas en la investigación científica y en el análisis académico, exigimos:

Que los presidentes y jefes de Estado de las naciones de Latinoamérica inviertan en programas y planes de apoyo, fomento y promoción de la familia, por ser ésta un activo insustituible para el desarrollo de los pueblos.

Que promuevan políticas públicas que incidan de manera eficaz y efectiva en la reintegración y fortalecimiento de las familias. No hacerlo ya sólo postergará graves problemas sociales que aquejan a la sociedad misma.

Que se aboquen a un trabajo de definición programática de los ejes de programas de gobierno efectivos y eficaces.

Advertimos: cuando la familia está enferma, la sociedad y, los países estarán enfermos .

Por ello, como sociedad organizada demandamos un trabajo responsable para que funcionarios y legisladores comprendan la importancia de desarrollar políticas y apliquen medidas efectivas de promoción, cuidado y protección de la familia.

Desarticular, minar la fuerza natural de la familia, sólo genera altos costos para la sociedad misma, puesto que sus efectos se traducen en más violencia, abuso sexual, embarazo adolescente, adicciones, alcoholismo y pandillerismo.

Queremos sociedades democráticas sanas y viables. Sociedades que son rehenes de minorías, que no representan a la población mayoritaria de América Latina, sólo genera sociedades sin rumbo.

*Columnista de El Diario de Hoy.