Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

México: celebrar el pasado, construir el futuro

En un aniversario más del Grito de Dolores, celebramos con alegría nuestra vibrante fibra nacionalista, expresión de nuestra identidad que encuentra eco en muchos salvadoreños que conocen y aprecian nuestra cultura, la música y la gastronomía

México celebra 205 años del inicio de su gesta independentista. A pesar de que fueron necesarios muchos años de guerra, para nosotros la patria soberana nació en el momento en que, convocados por Miguel Hidalgo y Costilla desde la histórica plaza de Dolores, Guanajuato, el pueblo se rebeló contra la dominación colonial. 

Han transcurrido más de dos siglos y de ser un país dividido por el enfrentamiento fratricida, una nación que vivió momentos en que su existencia misma estuvo en riesgo, somos hoy una sociedad incluyente social y culturalmente, un espacio de casi dos millones de kilómetros cuadrados con instituciones sólidas, movida por un incesante impulso hacia la democracia. Vemos en el rico legado histórico de nuestro país una fuente inagotable de conocimientos e inspiración para la construcción de un proyecto nacional que, aunque avanzado, aun no está terminado y que buscamos proyectar, cada vez más hacia el crecimiento, el desarrollo y la responsabilidad global.

México se ubica hoy como el noveno destino más atractivo y confiable para la inversión extranjera a nivel mundial. Además, con las reformas estructurales aprobadas y puestas en marcha en los últimos tres años se espera elevar nuestra productividad y competitividad. Los cambios adoptados en materia energética, financiera, hacendaria, de telecomunicaciones y radiodifusión, entre otros, dinamizarán la modernización que se lleva a cabo y que tiene como propósito crear más oportunidades para el empleo y mejores condiciones para las familias.

A nivel social, la Cruzada Nacional contra el Hambre ha demostrado ser una estrategia efectiva para luchar contra la pobreza y la inseguridad alimentaria, beneficiando a 4.5 millones de personas. Con la reforma educativa, se han canalizado mayores recursos a las escuelas públicas para mejorar sus instalaciones, ofrecer becas y ampliar la cobertura.

Las bellezas naturales de nuestro territorio, la rica veta de nuestra cultura y sus espacios arqueológicos y nuestra tradicional hospitalidad permiten a México consolidarse como una de las principales potencias turísticas del mundo, al regresar al grupo de los 10 países que más visitantes reciben.

México goza de un gran prestigio internacional y se posiciona, cada vez más, como un actor con responsabilidad global y enorme potencial. Somos una nación orgullosamente latinoamericana con estrechos vínculos con Centroamérica. Esta región constituye un espacio geoeconómico estratégico para desarrollar un comercio exterior más fluido, mutuamente benéfico que en el marco de los acuerdos alcanzados favorezca a los consumidores con mejores productos a precios competitivos.

Es prioridad acrecentar la presencia mexicana en la región y en especial en El Salvador, país con el que mantenemos una sólida amistad y amplias afinidades históricas y culturales. Además de ser el tercer inversionista extranjero en el país, desarrollamos una amplia gama proyectos de cooperación con nuestras contrapartes salvadoreños en los ámbitos de la ciencia, la seguridad, la educación, la cultura, la migración y la tecnología.

Cabe resaltar que el pasado 4 de septiembre, México y El Salvador firmaron un crédito por 124 millones de dólares – que incluye una aportación no reembolsable por casi 4 millones de dólares - para la construcción de cuatro importantes obras de infraestructura que tendrán un muy significativo impacto local y regional en materia de movilidad y logística. No podemos dejar de mencionar que, por su efecto benéfico en la economía, la inversión y el empleo, éste crédito fue aprobado con el voto favorable de todos los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa.

En un aniversario más del Grito de Dolores, celebramos con alegría nuestra vibrante fibra nacionalista, expresión de nuestra identidad que encuentra eco en muchos salvadoreños que conocen y aprecian nuestra cultura, la música y la gastronomía que hemos compartido durante muchos años de cercanía y familiaridad.

Aprovechando que nuestras fiestas nacionales se celebran en días consecutivos quisiera terminar estas palabras con un sonoro: ¡Que viva El Salvador, que viva México!

 
*Embajador de México en El Salvador.