Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matar a los centroamericanos pobres

Tras las tristes noticias que hemos estado viendo sobre niños salvadoreños que huyen hacia EE.UU. en un intento desesperado de sus padres para evitar el peligro que caigan en manos de la delincuencia, pandillas y narcotráfico, YaleGlobal Online, de la Universidad de Yale, publico el 19 de agosto un artículo en el que Marisol Ruiz propone que para impedir que esto siga sucediendo, se debe de ayudar a las mujeres a abortar a sus hijos.

El presidente Reagan logró una política en la que prohibía que la ayuda de EE.UU. a organizaciones internacionales promoviera el aborto. Esto fue eliminado por Clinton, restituido por Bush y eliminado de nuevo por Obama.

Ruiz dice que se debe promover el aborto y la "necesidad de contraceptivos" para evitar crisis humanitarias y proteger los verdaderos problemas demográficos y de seguridad en EE.UU. Además, agrega que si esta política resulta exitosa, se debe de copiar para el resto del mundo.

Todo esto lo planificó Henry Kissinger en secreto el siglo pasado y ahora se promueve abiertamente sin vergüenza alguna.

Informe Kissinger - Desclasificado en 1989:

P. 43- "La economía de EE.UU. requiere grandes cantidades de minerales de los países menos desarrollados. Para aumentar las posibilidades de la estabilidad de esos países, la política demográfica se hace relevante para los suministros de dichos recursos para los intereses de EE.UU., por lo tanto, EL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO DE LOS PAÍSES MENOS DESARROLLADOS PONE EN PELIGRO LA ECONOMÍA Y SEGURIDAD NACIONAL DE EE.UU.; solución: PROGRAMAS DE CONTROL DEMOGRÁFICO".

P. 106- "EXISTE EL RIESGO que líderes de los países menos desarrollados VEAN LAS PRESIONES DE LAS NACIONES UNIDAS A FAVOR DE LA PLANIFICACIÓN FAMILIAR Y CONTROL DEMOGRÁFICO COMO UNA FORMA DE IMPERIALISMO ECONÓMICO Y RACIAL. El plan mundial de acción en materia de las Naciones Unidas proporciona UN VE-HÍCULO EXCELENTE PARA ASEGURARNOS QUE NUESTRAS ACTIVIDADES NO DEN LA IMPRESIÓN DE QUE VAN EN CONTRA DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO".

También hay un DOCUMENTO DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EE.UU. (Policy Planning Study 1948):

"Estados Unidos tiene alrededor del 50% DE LA RIQUEZA DEL MUNDO, PERO SÓLO EL 6.3% DE LA POBLACIÓN. En esta situación no podemos evitar ser objeto de envidia y resentimiento. DEBEMOS DISEÑAR UNA MANERA QUE NOS PERMITA MANTENER ESA DESIGUALDAD. PARA ESO DEBEMOS OLVIDARNOS DE TODO SENTIMENTALISMO. NO PODEMOS PERMITIRNOS EL LUJO DEL ALTRUISMO O DE LA BENEFICENCIA CON TODO EL MUNDO. TENEMOS QUE MANEJAR CRITERIOS DE PODER. MIENTRAS MENOS NOS ESTORBEN LOS LEMAS IDEALÍSTICOS, MEJOR.

Las Fundaciones Ford, Rockefeller, Gates, entre otras, junto con la ONU, sus organismos y foros mundiales (población y desarrollo, ecología, mujer, niño, etc.) han sido cómplices en la ejecución de estas estrategias intervencionistas, que presionan condicionando ayuda financiera necesaria para proyectos que contribuyen al desarrollo del país. No extraña entonces que muchos de ellos estén involucrados invirtiendo tanto en la legalización del aborto por medio de la campaña de liberar a las 17 mujeres condenadas por el homicidio de sus hijos recién nacidos.

Ojalá los grupos nacionales antivida y nuestros gobernantes se den cuenta que ellos les están pagando por matar a sus compatriotas; que no les importan los derechos de la mujer pues el aborto, además de matar a los niños, daña gravemente a la mujer. Unámonos a defender los verdaderos derechos humanos para todos: la vida, la libertad, la información (sobre riesgos del aborto), al respeto de su dignidad, educación, salud, etc.

*Columnista de El Diario de Hoy.