Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más fiesta que Patria

Los países progresan si progresa su gente y la gente progresa si progresa al país… Esta es una máxima que se cumple si se cumplen los deberes y los derechos. Y, por último, la patria hay que hacerla todos los días

Antes de que termine el mes, que llamamos “patrio”, quiero pensar que la celebración aún tiene sentido, aunque por lo que vi el pasado 15 de septiembre, me parece que la gente se interesa más por el espectáculo de la belleza de las cachiporristas, que por el verdadero sentido que debiera tener la celebración del “Día de la Patria”. Curiosamente, al margen de los desfiles, se siente más amor por la patria cuando se está lejos que estando aquí y lo digo con la experiencia de haber vivido más de la mitad de mi vida fuera de El Salvador. La definición de patria, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es la tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos, y es también, el lugar, ciudad o país en que se ha nacido. La patria es lo que nos une a los salvadoreños tanto en lo geográfico, es decir, la porción de tierra, mar, cielo, suelo y subsuelo, el conjunto de costumbres, el folclor, los manjares típicos y, naturalmente, la historia del desarrollo del país, con sus tiempos de bonanza y sus tiempos de sufrimiento, como el que estamos viviendo en estos momentos por todo lo que pasa aquí y el rumbo que lleva el país.

Como el presente de nuestra patria es la consecuencia del pasado y el futuro lo será de lo que hagamos en nuestro presente, en términos de la celebración del Día de la Independencia; pienso, por lo que vi el pasado 15 de septiembre, que la celebración se debe reorientar, enfatizando más en los valores, el amor y las conductas que debemos tener como salvadoreños en nuestro diario vivir, ademas de asistir a una gran fiesta de cachiporristas y madres que van a ver desfilar a sus hijos.

Ser patriota, políticamente, es guiar al país por un camino de progreso y seguridad, manejar de manera transparente los fondos del Estado y los ingresos del gobierno; invertir con igual transparencia los fondos en beneficio de todos los salvadoreños,; empresarialmente es invertir y crear empleo aquí en El Salvador; profesionalmente significa, si es director dirigiendo bien, si es gerente gerenciando bien a su personal, si es supervisor supervisando que se cumplan los procedimientos, si es obrero operando correctamente las máquinas, si es artesano acabando muy bien las piezas que crea, si es maestro enseñando bien a sus alumnos, si es medico o enfermero curando y cuidando bien a los enfermos y si es barrendero barriendo muy bien. Si es padre o madre de familia, dando buen ejemplo a sus hijos y enseñándoles el respeto a las autoridades, a los maestros y a las instituciones del Estado. Así es como entiendo debiéramos ser inducidos a querer, cuidar y defender a nuestra patria, además, naturalmente de disfrutar la fiesta de cachiporristas y bandas musicales en el día nacional. Los países progresan si progresa su gente y la gente progresa si progresa al país. Esta es una máxima que se cumple si se cumplen los deberes y los derechos. Y por último, la patria hay que hacerla todos los días.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.
www.centrodecalidadyproductividad.com