Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A los simpatizantes del FMLN…

Es nuestra responsabilidad, como ciudadanos, ser exigentes con nuestros políticos. Veámoslos como si se tratara de una empresa, donde tenemos que retroalimentar a nuestro equipo de trabajo

Quisiera poder preguntarles a los simpatizantes del FMLN qué sintieron cuando los dirigentes de su partido dieron sus votos para elegir a Guillermo Gallegos como presidente de la Asamblea Legislativa.  Como ciudadano no simpatizante del FMLN esto a mí me indigna, pero lo que más me preocupa es ver la pasividad con la que los militantes del FMLN aceptan este tipo de situaciones. 

No es secreto que soy de pensamiento de derecha pero no siempre he votado por ARENA, a pesar de ser el partido que está más cerca de representar mi pensamiento. ¿Por qué? Porque no siempre he estado de acuerdo con su forma de actuar. 

ARENA ha jugado un papel malísimo como partido opositor, así como también jugó un mal papel cuando estaba en posición de liderazgo en el gobierno y en la Asamblea Legislativa… y veamos dónde está hoy: no logran levantarse del todo. Y no es para menos, muchos de sus dirigentes siguen con pensamientos arcaicos y continúan defendiendo lo que muchas veces es indefendible. Simpatizantes del FMLN: ¿es esto lo que ustedes quieren para su partido? 

Reconozco que en el pasado no le exigía a ARENA como debía ser. Tal vez estaba demasiado joven para tomarme en serio la política. Y me daba cuenta de varios arreglos de dudosa ética que hacían con el PCN. En su momento, no me indignaba ver este tipo de cosas, a lo mejor porque al final de cuentas, muchas veces,  estaba de acuerdo con las políticas que ARENA quería implementar, pero la verdad es que el fin no debería justificar los medios. Y nosotros no deberíamos permitir que los políticos sigan actuando así.

Es nuestra responsabilidad como ciudadanos ser exigentes con nuestros políticos. Veámoslos como si se tratara de una empresa, donde tenemos que retroalimentar a nuestro equipo de trabajo.  Y, además de exigirles que lo hagan bien, hay que enseñarles,  muchas veces, cómo hacer bien su trabajo.  Así es en la vida nacional: los funcionarios son nuestro equipo de trabajo, ellos están conduciendo al país. Tenemos que subirles los estándares y, más que eso, tenemos que darnos cuenta del grave error que cometemos al no cuestionar sus decisiones. 

ARENA ha demostrado signos de apertura con las caras nuevas que hemos visto en las elecciones de los candidatos a diputados. Están aprendiendo de sus errores del pasado. A diferencia de cuando era más joven, ahora sí cuestiono algunas de las políticas y decisiones de ARENA. ¿Pero, qué hay de la izquierda? Sus simpatizantes tienen que comenzar a hacer lo mismo. 

Como persona de pensamiento de derecha, si yo critico a alguien de izquierda, mi crítica pierde credibilidad en forma automática, pues nuestros políticos aún no son lo suficientemente maduros para aceptar, de buena manera, las críticas de quienes simpatizan con el partido contrario. Entonces, es deber de quienes militan en el FMLN o son afines a su pensamiento cuestionar a sus dirigentes, exigirles apertura, exigirles que no vendan su ideología. Manténganse firmes en lo que creen y en lo que crean es mejor para nuestro país. No podemos seguir siendo extorsionados por los mismos partidos. Ahora GANA es el nuevo PCN y el FMLN es la nueva ARENA... y nosotros lo estamos permitiendo.
 

*Emprendedor salvadoreño.
@aatanacio