Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los salvadoreños tenemos talento

Algunos ya habrán escuchado sobre la marca país que está organizando un grupo de talentos salvadoreños que se denomina "Colectivo país". La idea es crear una marca que represente la calidad y cualidades del talento salvadoreño. Es una iniciativa genial. Hay que felicitarlos y todos nos debemos involucrar de alguna manera para darle un efecto viral y posicionarla.

Entiendo que los próximos días estarán anunciando más detalles de la iniciativa, pero en lo personal, ya me ayudaron a reflexionar de diferentes cosas de nuestro país. Así que les agradezco.

He meditado sobre todos aquellos aspectos que de una manera u otra, lastimosamente, han ido haciendo morada en mi alma sobre las cosas negativas que nos rodean. Tanto así, que alguna vez he llegado a poner por encima los aspectos malos que tiene nuestra sociedad sobre los buenos. Incluso, en varias ocasiones, he cuestionado si las cosas buenas que se dicen de nosotros son realmente ciertas o más bien mitos.

Una de esas es la triste cantidad de veces en la que he estado en conversaciones donde se debate si la frase de "los salvadoreños somos conocidos por ser trabajadores" se ha convertido en una leyenda. ¿En qué nos basamos usualmente?

Por ejemplo: desde que tenemos una cantidad considerable de salvadoreños en el exterior, una buena parte de nuestra sociedad se ha acomodado y perdido aquella chispa de trabajadores que tenemos en nuestro ADN, pues varios reciben más en remesas que en salario. Por lo que con frecuencia en ciertas zonas geográficas de nuestro país es difícil contratar personal.

¿Que para alguno esto sea cierto? Tal vez. ¿Eso quiere decir que los salvadoreños ya no somos trabajadores? Pues todas las personas con las que convivo, me encuentro y percibo en mi día me dice completamente lo contrario. ¡Los salvadoreños somos y siempre seremos trabajadores!

Dicen que si una mentira es repetida mil veces, acaba convirtiéndose en verdad. Por alguna razón, nos hemos querido engañar voluntariamente muchas veces con frases que por alguna razón nos motivan a pensar que no tenemos la capacidad para salir adelante como país. Pasar del subdesarrollo al desarrollo, a ser un caso de estudio positivo por todos.

Lo mencionaba en una columna anterior, que tanto es así este reto, que frecuentemente pensamos que las ideas que vengan de afuera siempre estarán por encima de las nuestras, por lo que buscamos imitarlas. Deberíamos tomar las ideas del exterior solamente como referencias; luego volverlas nuestras, mejorarlas, adaptarlas a nuestras propias situaciones, para luego exportarlas y que tomen las nuestras como referencias.

Siempre debemos sentirnos orgullosos de ser salvadoreños. Tenemos tantas razones para estarlo. Como dice el video promocional de "Colectivo país": somos creativos, talentosos, trabajadores, sonrientes, nada nos detiene, nos rebuscamos…

Ya que está por terminar el mundial y el fútbol es algo que todos nosotros entendemos, si analizamos ¿qué jugador de fútbol sería El Salvador como país, si hubieran 11 países en el mundo, y cada uno representara una posición en el equipo? Sin lugar a duda, fuéramos un volante central, pues estamos en todas las jugadas. Además, somos aquel jugador que goza del partido. No le importa si va perdiendo o ganando, continúa jugando con las mismas ganas y esmero.

En todo equipo siempre hay un jugador que es conocido porque "echa riata". Ese somos nosotros. No damos ninguna bola como perdida, las corremos todas, pues jugamos para ganar.

*Lic. en Economía.

Columnista de El Diario de Hoy.

twitter:@SergioTotoR