Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A los políticos: menos marketing y más trabajo

Señores de los partidos políticos, tener el honor de poder servir al país  es una responsabilidad y no una oportunidad para aprovecharse y tener privilegios. Hay un país que necesita que se enfoquen en su trabajo y dejen de crear más divisio

La clase política de nuestro país se ha convertido en una lucha de egos y campañas de marketing. A nuestros políticos parece habérseles olvidado que nosotros, los que dimos nuestro voto por ellos, los escogimos  para que nos representen desde la Asamblea Legislativa, para que por medio de las alcaldías trabajen por el desarrollo de nuestras ciudades; se les ha olvidado que son servidores públicos y que deben enfocar su trabajo en El Salvador y no en ellos mismos. 

Señores de los partidos políticos, tener el honor de poder servir al país  es una responsabilidad y no una oportunidad para aprovecharse y tener privilegios. Hay un país que necesita que se enfoquen en su trabajo y dejen de crear más divisiones de las que ya existen en nuestro país. 
No podemos seguir viendo ese eterno pleito entre los dos principales partidos políticos. El Salvador no necesita más polarización. Ya no podemos seguir tolerando tanta insensatez  por parte de la clase política. Hemos llegado a un punto en el que si un partido hace una propuesta, el otro la bloquea automáticamente, lo que dice un dirigente de un partido, es descalificado de inmediato por el otro. 

Les propongo a ustedes, señores diputados, un ejercicio de reconciliación nacional: que todos los lunes se tomen cinco minutos para dar una pequeña conferencia de prensa en la que mencionen algo bueno que hizo el partido opuesto la semana anterior. Les aseguro que con esta práctica se darán cuenta de que son más las cosas que los unen que las que los separan. No es tan difícil, solo hay que dejar el ego de un lado y reconocer que  nuestros opositores políticos también tienen cosas positivas. 

Los salvadoreños esperamos de ustedes un interés real por sacar a nuestro país adelante. Ya no queremos más estrategias de marketing. Ya nos cansamos de tantas burbujas publicitarias. Necesitamos menos slogans en vallas publicitarias y más acciones tangibles. No nos pueden seguir prometiendo nuevas ideas que al final nadie puede ver, nadie sabe dónde están o cómo son. Y con nuevas ideas no me refiero únicamente al político que ha acuñado esta frase en su campaña, sino a lo que todos prometen cada vez que hay elecciones. 

Queremos políticos que trabajen de verdad por el país y que cobren un salario justo por su trabajo. De nada nos sirve tener funcionarios a los que no les podemos exigir, porque no están cobrando un salario.  Recuerden que las acciones altruistas pierden su significado cuando se gritan a los cuatro vientos. En lo personal, prefiero a un funcionario que cobre un buen salario y haga un buen trabajo, a uno que sienta que nos está haciendo un favor, porque no cobra un centavo por lo que hace.
 
El Salvador necesita líderes políticos positivos. No se pueden seguir midiendo con los estándares de los errores que comete el político del partido contrario. No es aceptable que justifiquen sus errores señalando lo que ha hecho el otro partido. Los salvadoreños no necesitamos más divisiones. Ahora que el voto por cara nos ha permitido darle la oportunidad a nuevos políticos, también podemos exigirles más, pues así como el FMLN ha ganado votos por descontentos con ARENA, estos nuevos políticos también han llegado donde están porque muchos hemos votado por gente nueva, esperando que no cometan los mismos errores de los políticos de antes.  Necesitamos políticos comprometidos con El Salvador. Estamos en un punto en el que o todos sacamos a flote el barco o nos hundimos juntos. 
 

*Emprendedor salvadoreño.@aatanacio