Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¡Llegó la Navidad!

Navidad, época caracterizada por ese sentimiento de amor y alegría, en la que niños y adultos nos vemos inmersos en el ambiente festivo de la temporada. Celebraciones, comidas, regalos, estrenos, son solo algunos fenómenos que la caracterizan.

Si bien la Biblia no habla explícitamente del día y el mes en que nuestro Salvador nació, se puede inferir la fecha aproximada al hacer un estudio de los principales hechos, eventos y personajes que rodearon aquel memorable día. Veamos:

Primero, Jesús no nace en diciembre, porque cuando Él nació los pastores vigilaban sus rebaños en los campos: "y había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños" (Lucas 2:8). En palestina los pastores nunca hacen esto durante el invierno (o sea en diciembre), sino que traen sus rebaños de las montañas a sus respectivos rediles antes del 15 de octubre.

Segundo, Juan el Bautista nació 6 meses antes de Cristo. Comparando ambos nacimientos daremos con la fecha aproximada en que Jesús nació.

Zacarías el padre de Juan era sacerdote en el templo de Jehová. Cada sacerdote tenía un tiempo definido del año para servir en el templo. Había 24 divisiones o cursos de servicio durante el año según 1ª Crónicas 24:7-19. El historiador de los judíos Flavio Josefo, dice que dichos cursos duraban una semana y que la primera semana comenzaba en el primer mes, nisán; exactamente al principio de la primavera (1ª Crónicas 27:1,2). Después de 6 meses, este orden de cursos era repetido para que cada sacerdote pudiera servir dos veces al año.

Zacarías pertenecía al curso de Abías: "Hubo en los tiempos de Herodes, Rey de Judea, un sacerdote llamada Zacarías, de la suerte de Abías, y aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios por el orden de su vez..., se le apareció el ángel del Señor". El ángel le reveló que su esposa Elizabet, aunque entrada en edad, daría a luz un hijo (Lucas 1:5-13).

De acuerdo a 1ª Crónicas 24:10, el curso de Abías era el octavo en orden y se ubicaba entre el 27 de Iyyar y el 5 de Siván, que corresponde del 1° al 8 de junio en nuestro calendario. Zacarías se quedó otra semana más en el templo, dado que la siguiente era pentecostés. Pero tan pronto como cumplió su ministerio, regresó a su casa y su esposa quedó embarazada (Lucas 1:23,24). Esto sucedió a mediados de junio. Al añadir nueve meses a esto, llegamos a una fecha aproximada del nacimiento de Juan, marzo. Jesús nacería 6 meses después, es decir, en el mes de septiembre.

El cristianismo asignó el 24 de diciembre como el día del natalicio de nuestro Salvador Jesucristo, es así como desde el Siglo V se viene celebrando tan importante fiesta para la cristiandad. La Navidad es una de las festividades más importantes del cristianismo, así como la Pascua, Pentecostés o Tabernáculos son para los judíos.

Nativitas o "nacimiento que da vida", es ni más ni menos lo que vuelve inigualable y único este festejo. Pues la Navidad no debería servirnos únicamente para conmemorar en forma de tradición aquel particular día que nuestro Señor vino a la tierra, sino el nacimiento de una nueva vida, ya no en el humilde pesebre de Belén, sino en nuestro corazón.

Sírvanos esta Navidad para alegrarnos alrededor de nuestro Rey Jesús, pero también para inspirarnos en él en lo que respecta a nuestra cotidiana realidad. Aunque atravesamos por uno de los peores momentos como nación, esperemos que Dios intervenga a nuestro favor en los días que están por venir. ¡Feliz Navidad para todos!

*Pastor General de la Iglesia Cristiana Shekina.