Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La ley de la atracción

Estoy seguro que los únicos que han ganado mucho dinero con "La Ley de la Atracción" o "El Secreto", son sus autores. A muchos no les va a gustar lo que afirmo porque creen en la supuesta "ley". Sin embargo, no he tenido noticia alguna sobre alguien que haya logrado una fortuna poniéndola en práctica.

Hace mucho años, cuando era casi un adolescente, encontré entre los libros que había en mi casa uno titulado "Piense y Hágase Rico", escrito por un tal Napoleón Hill. Era la época en que tanto mis hermanos como yo habíamos descubierto la lectura de los grandes clásicos de la literatura universal como quien hoy descubre el mejor videojuego. No tengo nada contra los videojuegos, pero en mi niñez y adolescencia no existían.

Muy temprano leímos a los clásicos. No cuento esto por petulancia, sino para establecer que estoy convencido que habernos tropezado desde pequeño con grandes obras literarias, nos enseñó mucho más sobre geografía, condición humana, redacción, comunicaciones y tantas otras cosas que una universidad. Al menos en mi caso personal que fui a varias universidades.

Leí el libro de Hill de un tirón. Me pareció exagerado, pero muy entretenido por las historias que contiene. Me impresionó la forma en cómo surgió una empresa como la Coca Cola y otras grandes corporaciones. Pero nunca creí que ese libro contuviera una fórmula o un secreto para hacerse millonario. Pasaron muchos años, hasta que apareció con bombo y platillo el libro y la película "El Secreto", que habla sobre la "La Ley de la Atracción". Fue entonces cuando me acordé del libro de Napoleón Hill "Piense y Hágase Rico".

Compré otra vez el libro y lo leí hace poco con mayor detenimiento. Mis sospechas estaban confirmadas. "El Secreto" solo es un vil y mal plagio del libro de Hill, para timar incautos y personas buscando en qué creer en tiempos de crisis. Si, ciertamente existe la mecánica cuántica como ciencia. Y los estudios recientes por renombrados científicos sobre el cerebro han descubierto cosas impresionantes. Ambos hechos son mencionados en "La Ley de la Atracción".

Pero de eso, a visualizar cosas como millones y autos de lujo y que estas vendrán como por arte de magia, hay una gran diferencia. Sin embargo, el libro de Hill, tan vilipendiado por supuestos intelectuales y escépticos, no plantea tal cosa. Hill por instrucciones de Andrew Carnegie, el empresario más rico de Estados Unidos a principios del siglo pasado, hizo una rigurosa investigación sobre cómo hombres que nacieron pobres se hicieron multimillonarios.

Durante 20 años, Hill, quien fue asesor de varios presidentes estadounidenses, entrevistó a personas como Thomas A. Edison, Rockefeller, Henry Ford, Alexander Bell y otros centenares de magnates que hicieron su fortuna por esfuerzo propio. Estudió los puntos comunes que tenían y escribió un libro que contiene una especie de metodología para alcanzar metas, no necesariamente económicas nada más.

El mismo autor dice que el libro contiene un secreto que el lector acucioso tendrá que descubrir por su cuenta. "Piense y Hágase Rico" contiene 13 pasos para alcanzar el éxito los cuales resumo: Deseo ardiente, fe, autosugestión, conocimiento especializado, imaginación, planeación organizada, decisión firme, persistencia, usar la mente maestra (equipos de trabajo), entusiasmo, usar el subconsciente, el cerebro y por último el sexto sentido, es decir la intuición.

Cada uno de esos pasos está muy explicado y lleno de ejemplos reales. No hay tales pues de cerrar los ojos, imaginar y atraer. Hay que trabajar. Napoleón Hill hace tres afirmaciones muy importantes: 1) Hay que tener una visión muy clara de cuál es el propósito de nuestra vida. 2) Todo logro comienza con una idea y 3) Todo lo que la mente humana puede imaginar, lo puede hacer. Cuando veo las naves espaciales, mi celular y veo la televisión, comprendo que esa es una gran verdad.

Vale la pena escribir, en una próxima columna, lo que descubrí en una tercera lectura del libro de Hill, cómo esto afectó mi vida personal y lo que creo humildemente cuál es el famoso secreto que contiene el libro. Nada de magia, ni de otro mundo. Pero es sorprendente.

* Columnista de El Diario de Hoy. marvingaleasp@hotmail.com.sv