Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lo legal, lo lógico y el Mundial

Pues sí. Sin tener conocimientos de las leyes, aplicando la lógica, el sentido común y siendo objetivo y obediente, como salvadoreño estoy obligado a acatar, además, de la Constitución y las leyes y reglamentos que de ella emanan, todas las resoluciones de la Sala de lo Constitucional, pues sus magistrados son los únicos a los que la misma Constitución autoriza para resolver sobre los asuntos constitucionales. No debiera haber excepción, pues quien sea, antes, durante o después de haber ocupado cualquier cargo en el gobierno salvadoreño, insisto, antes que funcionario es salvadoreño y por esa razón y no dar mal ejemplo, debe acatar lo que indica la Sala de lo Constitucional. Pero aquí, así son las cosas. Cualquiera se salta la ley sin que pase nada. Con un poco de menos prisa se pudo esperar hasta la resolución final y todos contentos. ¡El tiempo aclarará las cosas!

También sin saber de fútbol, pero aplicando el sentido común y siendo objetivo, he concluido lo siguiente del Mundial: Hay muchas más malas que buenas jugadas y se cometen una inmensidad de faltas.

Como no entiendo la estrategia del fútbol y sí me imagino lo que sienten quienes las sufren, tanto en dolor físico como por la pérdidas de oportunidades de realizar buenas jugadas, para mí, una zancadilla es una zancadilla, un codazo un codazo, un tirón de la camisa un tirón y un insulto es un insulto. Una patada mal intencionada es eso, un empujón es un empujón, una mordida es una mordida y una caída o una falta simulada no deja de serlo, aunque sirva para que el árbitro sancione al otro equipo y con eso se consiga un gol.

Comentando esta lógica en un grupo de amigos uno me respondió: ¡Así es el fútbol! Y además me advirtió, que si así opino del Mundial, que mejor me callara. ¡Y me callé!

Sin embargo, lo que sí está bien es que se puedan ver los partidos en cualquier casa, pues como hoy todo el mundo tiene televisor, no es necesario, ni salir de casa, ni gastar más de lo necesario para disfrutar de los partidos.

Ojalá que el Mundial esté siendo un buen aliciente para la convivencia familiar aunque los miembros de la familia apoyen a diferentes equipos. La competencia siempre fue buena y si es sana mucho mejor.

Y viendo las noticias, leyendo opiniones de gente prominente y poniendo atención a los que saben de política, el denominador común es que creen que después de ENADE, sí parece que habrá diálogo y análisis de las propuestas del sector privado por el gobierno.

Las funciones de los dos entes son necesarias para el desarrollo económico del país, pues unos tienen la iniciativa y los fondos para invertir y los salvadoreños y el gobierno necesitan que se creen pronto puestos de trabajo.

*Ingeniero.

Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net