Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lecciones de economía desde Brasil

Pero eso repitió el círculo vicioso mientras más dinero imprime el Banco Central, más cae la producción. Ahora, tarde, quieren reimponer cordura en las políticas, pero ya se les salió de control

En vez de dar clases con modelos abstractos que asumen miles de cosas irreales las universidades deberían de enseñar la economía sobre la pura realidad. Lo que está pasando en Brasil, por ejemplo, proporcionaría valiosos datos sobre cómo funciona la economía, destruyendo muchos mitos que la gente cree porque alguien lo dijo sin chequear si eran ciertos. 

Ejemplo 1 de mitos: si usted tiene moneda propia y puede imprimirla para que la producción aumente (¿fácil, no? más dinero, más gasto, más producción). En Brasil el gobierno ha impreso dinero como loco y la producción, en vez de subir, ha caído en 4.5 por ciento en los últimos doce meses, lo cual está llevando al país a su peor crisis desde la Gran Depresión de los años Treinta. 

Ejemplo 2: también haga que el gobierno gaste, gaste, gaste y tenga grandes déficits fiscales. Con el gobierno metiendo más dinero del que saca de la economía, sin duda que la economía va a crecer. El gobierno de Brasil ha gastado tan a lo descosido que ahora su déficit es de 9.5 por ciento del PIB, y la economía sigue cayendo. 

Ejemplo 3: devalúe para aumentar las exportaciones. Como resultado de la creación de dinero, los reales se han devaluado (hay más reales por dólar y por tanto han perdido su valor en dólares) en un 52 por ciento. Sin embargo, las exportaciones caen y siguen cayendo desde 2013, ahora al doce por ciento anual. 

Ejemplo 4: mientras haya desempleo la inflación no va a subir al crear dinero porque el dinero nuevo se va a dirigir a crear más empleo, no a subir los precios. La realidad es que la enorme creación monetaria de Brasil no solo ha fallado en hacer que la producción crezca sino que también está aumentando la tasa de inflación, que ya sobrepasó el diez  por ciento anual. 

Ejemplo 5: hay que mantener alta la inflación porque eso hace que crezca la economía. Pero en Brasil la inflación sube mientras que la producción baja. Brasil se encamina hacia una verdadera depresión combinada con inflación. 

Hay dos preguntas que surgen. Una es, ¿Y por qué está pasando todo esto? La otra es por qué la gente sigue creyendo en teorías que no coinciden con la realidad? Con respecto a la primera pregunta, no hay duda de que Brasil tenía que sufrir por la caída de los precios de los productos primarios, que le causaron dos daños: uno, los ingresos por exportaciones cayeron, y, dos, las inversiones que estaban entrando para desarrollar más exportaciones de productos primarios también cayeron. Estos dos efectos, sin embargo, no tenían por qué causar el desastre que está viviendo el país. Perú también los ha sufrido y no ha caído como Brasil. 

El problema de Brasil fue que, persiguiendo la quimera de la creación monetaria, imprimió enormes cantidades de reales. Esto, como ya dijimos, hizo que el real se devaluara. La devaluación no sólo le bajó la capacidad de compra a la población sino que también hizo que los que tenían dinero invertido en Brasil lo comenzaran a sacar, temerosos de que las devaluaciones iban a disminuir su patrimonio. Para evitar que se llevaran el dinero, el Banco Central subió las tasas de interés, lo que a su vez encareció el crédito, deprimiendo la producción. Las tasas de crédito subieron de 25 por ciento en Junio de 2013 a 40 por ciento en agosto de 2015. 

De esta forma, el nuevo dinero deprimió la producción en vez de aumentarla, y aumentó la inflación, porque si hay más dinero y menos producción los precios tienden a subir. El banco central creó más dinero creyendo que con eso aumentaría la producción. Pero eso repitió el circulo vicioso mientras más dinero imprime el Banco Central, más cae la producción. Ahora, tarde, quieren reimponer cordura en las políticas, pero ya se les salió de control. 

Cuando alguien le diga que es un problema estar dolarizados porque no podemos crear dinero para ajustarnos a cambios en las circunstancias externas, pregúntele por qué la creación de dinero no solo no ha ajustado a Brasil sino que, además, lo ha puesto a caer en barrena. Luego mándelo a estudiar la realidad.
 

*Máster en Economía,
Northwestern University.
Columnista de El Diario de Hoy.