Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las pensiones no son del pueblo

Estos fondos son nuestro dinero. Y si nosotros no podemos disponer de él, sino hasta tener la edad para jubilarnos, ¿por qué vamos a permitir que el gobierno los use?

Sobre los ahorros de las pensiones y las AFP se ha dicho mucho últimamente, pero una de las afirmaciones más erróneas que he leído fue un tuit del presidente Sánchez Cerén en el que decía que el dinero de las pensiones es del pueblo. Las calles son del pueblo, los hospitales y las escuelas son del pueblo. Pero el dinero de las pensiones de cada uno de los ahorrantes, es como tener una cuenta bancaria. Y por eso es intolerable que el gobierno pretenda tomar esos fondos para pagar su deuda con los pensionados del ISSS e INPEP. 

Todos los trabajadores tenemos una cuenta en una AFP, en la que nos depositan cada mes la cantidad que por ley nos corresponde aportar y lo que aporta el empleador. Estos fondos son nuestro dinero. Y si nosotros no podemos disponer de él, sino hasta tener la edad para jubilarnos, ¿por qué vamos a permitir que el gobierno los use? Si el gobierno lo usa, ¿quién nos garantiza que al momento de jubilarnos nos lo van a devolver? No podemos confiarle nuestro dinero a un gobierno que claramente no sabe cómo administrar el dinero. Y es que ni con todos los nuevos impuestos que han inventado, logran salir de su crisis económica. 

Si bien es cierto que el sistema actual de pensiones pudiera no ser perfecto, lo que se debe hacer es buscar una manera de corregirlo, pero sin poner en riesgo el dinero que cada uno de nosotros ha estado ahorrando desde que comenzamos a trabajar. Aumentar la edad de jubilación no es tampoco la solución. 

Lo que se debería estar haciendo es buscar la manera de que los ahorros que tenemos generen una mayor rentabilidad. Esto es lo que le corresponde hacer a las AFP. Pero poco pueden hacer si las leyes no les permiten invertir en el exterior. Y en El Salvador, realmente no hay mucho en lo que puedan hacerlo, por eso casi todo se invierte en bonos del gobierno que pagan intereses bajísimos. Y es por eso que nuestros ahorros no están creciendo lo suficiente como para garantizarnos una jubilación digna. 

Como ciudadanos, tenemos el derecho de exigirles a los diputados que no permitan que se ponga en riesgo nuestro dinero. Y estamos en el deber de informarnos, para que no nos puedan engañar. Después de que aparecieron portadas falsas, es decir, campos pagados que simulaban ser la portada de los periódicos de mayor circulación, leí por todas partes artículos y opiniones sobre temas de ética por haber publicado ese mensaje. Pero  poco se dijo sobre lo que realmente importa, sobre qué podría pasar si los diputados aprueban la reforma a la ley de pensiones.

No podemos quedarnos cruzados de brazos ante una situación que pone en riesgo nuestro futuro. Como sociedad civil, nos corresponde exigir a los diputados que trabajen por aprobar leyes que nos garanticen un mejor futuro.  El dinero de nuestras cuentas previsionales debería ser intocable. Es nuestro, es individual. No es del pueblo. 
 

*Emprendedor salvadoreño.
@aatanacio