Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las libras de más del presidente Funes

Parece que Funes era de los alumnos que no le gustaba ir a todas las clases, y es que normalmente hay clases que durante la universidad no son tan atractivas, pero que dependiendo del nivel de inteligencia y capacidad de estudiar por su propia cuenta el hecho de dejar de asistir a ciertas clases puede no ser un problema grave.

Lo que sí es cierto es que muchas veces pasar por alto ciertos conceptos pueden hacer que tengamos desaciertos y confusiones en la vida profesional.

Cuando escucho a Funes hablar acerca de todas su obras de este quinquenio me pregunto si él entiende ¿qué es un "indicador"? Me da la impresión que no, y que tampoco le interesa.

Un indicador permite observar la situación o tendencias de un fenómeno (llámese programa social, política pública, economía, gestión gubernamental, etc.) con respecto a metas u objetivos previstos o esperados (deseados).

Para un presidente entender la diferencia entre indicador de proceso e indicador de resultado es fundamental, el primero se refiere a la medida de las acciones, gestiones o actividades que se realizan para alcanzar una meta y por otro lado un indicador de resultado es una medida de qué tanto éxito tuvimos en alcanzar la meta propuesta.

Por ejemplo si usted desea perder de peso, un indicador de proceso sería qué tantas veces hace ejercicio por semana y se evaluará de acuerdo a su meta de cantidad de veces propuesta; si usted dijo que iba a ejercitarse 3 veces por semana, usted puede hacer 1 vez por semana o 7 veces por semana, alguien como Funes probablemente haría muchos spots celebrando que hizo ejercicio 7 días a la semana, ya que superó su meta personal de 3 ocasiones…, pero lo que realmente importa es cuántas libras de más se propuso adelgazar en un periodo de tiempo específico, hay personas que aunque hagan ejercicio 7 veces a la semana no logran cumplir su meta de adelgazar, y tengo la percepción de que a Funes le ha pasado esto en su gestión gubernamental.

Creo que todas las personas con criterio estaremos de acuerdo en que un sistema educativo no se le debe medir por la cantidad de zapatos de los alumnos o por la cantidad de los útiles escolares, sino por el retorno que tiene la educación en la economía y productividad laboral, y siendo un tanto simplistas basta ver los resultados de la PAES para darnos cuenta que regalar zapatos y útiles escolares no ha mejorado el sistema educativo del país.

De igual forma, entregar cientos de miles de paquetes agrícolas sin duda es un gran esfuerzo, igual a hacer ejercicio por 7 días seguidos, pero el indicador de resultado debería medir ¿cómo el sector agrícola ha generado un aporte significativo al crecimiento de la economía nacional, convirtiéndose en un mercado de valor agregado o agroindustria para dejar de ser una economía de subsistencia familiar?

Parece que a Funes no le gusta ver esa "báscula" que indica los verdaderos resultados que importan, o dicho de otra forma, los resultados de su gestión, que según él, el FMLN, y hasta Nayib Bukele, dicen que ha "dignificado al pueblo salvadoreño", bueno, pueda ser, no vamos a negar que ha habido muchísimas obras con altas dosis de solidaridad e inclusión social, pero yo prefiero ver los indicadores que cuentan, uno sencillo por ejemplo podría ser que según el "Where To Be Born Index 2013" somos el 2do. peor país para nacer en la región. Una cosa es tratar (indicador de proceso) y otra es lograrlo (indicador de resultado).

*Colaborador de El Diario de Hoy