Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

De las 3B a las 3S

El objetivo de la publicidad es crear necesidades, a veces reales o bien imaginarias y ofrecer las soluciones a los supuestos problemas que los consumidores potenciales tienen, por no haberlas satisfecho, y para satisfacerlas, les propone ofertas tentadoras. Si las necesidades se satisfacen con el superávit, es decir, la diferencia positiva entre los ingresos y los gastos, bienvenido, pues se disfruta del momento de la compra y seguramente también del producto o el servicio comprado.

El problema puede surgir, cuando la necesidad creada es tan fuerte, que se adquiere el bien o el servicio, incluso teniendo déficit, es decir, estando ya endeudados y que con cualquier fluctuación se llega al borde de la quiebra y si se continúa gastando más de lo que se gana y no se incrementan los ingresos, se empieza a prestar y se continúa prestando para con un préstamo pagar el anterior, hasta que la situación es insostenible y se deja de pagar a pesar del desprestigio y pérdida de confianza por parte de los mismos que con sus ofertas y descuentos le crearon las necesidades.

Pues lo de las 3B y las 3S me lo aclaró una estimada amiga a quien al verla esta semana felicité porque vestía unos zapatos muy bonitos que combinaban perfectamente con el resto de su atuendo.

Inmediatamente y sonriendo me aclaró, que se debe a que hace tiempo evolucionó, de las 3Ba las 3. Sobre esta combinación de letras yconductas he preguntado a varias personas para comprobar si yo soy quien no lo sabía, pero ninguna respondió correctamente.

Me pareció un buen tema para hoy y por eso se lo explico: Se trata de evolucionar del concepto 3B: "Bueno, bonito y barato", que en realidad no existe y empuja a la compra compulsiva de cosas que en realidad no se necesitan y por tenerlas la gente se endeuda, al concepto de las 3S, que consiste, en que cuando está frente a una oferta tentadora, preguntarse sinceramente: "Si de verdad me gusta", analizando objetivamente las características del producto o el servicio. "Si de verdad lo necesito", es decir: "Si de no dispongo de ello y de verdad me hace falta". Y en tercer lugar, "Si tengo dinero para comprarlo", sin incumplir otros compromisos.

Y así es que ella realiza sus compras, pues está convencida de que es mejor pocas compras de calidad con criterio "3S", que muchas con "3B".

Pues ahora que ya lo sabe y si lo cree conveniente, practique las 3S. Comprará y se sentirá mejor y disfrutará de sus cosas.

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net