Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las consecuencias del engaño

Según las últimas noticias, parece que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) está sorprendido y apenado por el poco interés que los posibles nuevos votantes han manifestado en participar en las próximas elecciones. Los partidos políticos y los candidatos de izquierda y sus aliados, también estarán pasando por la misma frustración, pues ya no tienen gente nueva a quien engañar y pedirles el voto. Esto lo podrán calificar de intrascendente, sin embargo, sus causas son un factor de temor para aquellos que soñaban que las elecciones ya las tenían ganadas.

Los políticos se mantienen en medio de un constante análisis y consideraciones de aquellos factores que incidan a favor de los resultados ansiados por los diferentes candidatos, que los hagan sentirse seguros del triunfo… pero cada vez que surgen nuevos informes y nuevas noticias, el panorama se desnuda y muestra una realidad que les acongoja.

Primero fueron los resultados de las últimas encuestas (sin incluir la de la UCA, por supuesto) en las cuales se estableció una clara tendencia hacia abajo o al estancamiento del partido FMLN y de su aliado de UNIDAD; esto dio al traste con las proyecciones y los pronósticos que ellos hicieran sobre el derrumbe del único partido de derecha, con lo que aseguraban, quedarían ellos como la exclusiva alternativa que la ciudadanía tendría para escoger al ganador de las elecciones del 2014.

Las cifras ubicaron a ARENA, como el partido que goza de más preferencia entre los salvadoreños, cuando aún no ha comenzado a desarrollar su estrategia de campaña. Esta realidad detectada a 7 meses de las elecciones, es simplemente el reflejo del estado de ánimo y de la concientización de un pueblo que se siente desesperado y burlado por todas las falsas promesas que recibieron en las pasadas elecciones por parte del FMLN y de su candidato Funes quien, además de criticar y censurar a los gobiernos anteriores, prometió solucionar la crisis económica (plan anticrisis), aumentar los empleos para todos (fábrica de empleos), construcción de viviendas para las clases populares (plan 100,000 viviendas), proteger y desarrollar la agricultura, mejorar y facilitar la salud para todos y terminar con la violencia y reducir al mínimo la delincuencia.

Todo eso era "el cambio" y nada se cumplió, sólo sirvió para ilusionar a la gente sencilla y poder así llegar al poder. Y no fue solamente prometer cambios de mentiras, lo peor ha sido el marcado irrespeto a la institucionalidad del país y la forma prepotente, arrogante y confrontativa de gobernar, creando más crisis entre los poderes del estado para sumarlas a las otras que ofrecieron solucionar.

La situación está cada día peor. En las recientes fiestas agostinas, los micro comerciantes que invirtieron todos sus recursos para vender en la Feria Consuma, apenas alcanzaron unas míseras ventas aunque el lugar estuvo abarrotado de visitantes; la gente llegó con el dinero justo para que sus hijos se divirtieran en las ruedas, no les alcanzó para más. Para colmo, llegaron pandilleros para extorsionar a los pobres comerciantes. Este es el reflejo de cómo está "controlada" la crisis económica y la crisis delincuencial.

Por eso, los resultados de las encuestas son lógicos, el pueblo sufre las terribles consecuencias de un engaño injusto y ahora les da la espalda.

La segunda sorpresa es la respuesta obtenida en la captación de los "nuevos votantes" que vendrían de los jóvenes adolescentes y de los salvadoreños que residen en el exterior y que entre todos, proyectaban la incorporación en este año de más de 330,000 votos frescos, que llegarían a las cuentas del FMLN y de sus aliados de UNIDAD. Al cerrar el período de empadronamiento y extensión de entrega de DUI, se obtuvieron 10,500 compatriotas registrados en Estados Unidos de un total de 250,000 salvadoreños (sólo un 4%) y lo más decepcionante, de 80,500 jóvenes que cumplen 18 años antes de las elecciones, sólo 9,700 sacaron DUI (un ridículo 12%). ¿Qué pasó? ¿Será que los adolescentes de hoy son más desconfiados o más inteligentes y no quieren ser usados por el FMLN o por UNIDAD, tal como fueron utilizados los pobres adolescentes del 2009? La verdad es que el gran caudal de votos nuevos ya no llegará y aquellos pocos que se inscribieron no lo han hecho para votar por el FMLN y muchísimo menos por el Sr. Saca.

Estas son las consecuencias del engaño. Del engaño del cambio, del engaño a la buena fe y a los sueños de un pueblo cansado de tanto político incapaz, corrupto, prepotente y mentiroso.

Por eso la preferencia hacia ARENA, el único partido de oposición y el único partido de derecha que ahora tiene la gran responsabilidad de actuar con mucha franqueza ante este mismo pueblo y no caer en la tentación de hacer promesas ostentosas e irrealizables.

Eso queda para los farsantes y mentirosos ya conocidos por todos los salvadoreños.

*Colaborador de El Diario de Hoy.