Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La joya de la corona

El FMLN está consciente de que con un candidato propio difícilmente ganaría la capital en estas elecciones. Por eso los hombres fuertes de ALBA, los jefes del partido comunista, escogieron al alcalde actual de Nuevo Cuscatlán, un pueblecito más pequeño que el barrio Lourdes.

Tal candidato tiene tres años en campaña. A juzgar por su discurso grandilocuente, sus visitas a organismos internacionales y la proyección exagerada de lo que ha hecho en el pueblito, va por la presidencia de la República en 2019.

Hay un hecho que llama la atención: Una buena parte del equipo de publicidad y operaciones políticas que está detrás de ese candidato, es el mismo que estuvo tras la candidatura del expresidente Saca en las elecciones de 2014.

No es una mera casualidad. Es una clara señal que tal candidatura es la continuación del proyecto, que se gestó poco antes de la elección de 2009 entre una parte de quienes controlaban ARENA entonces y el FMLN.

Aquel proyecto tuvo como punta de lanza a Mauricio Funes. El expresidente Saca rompió en algún momento de su mandato con los tradicionales apoyos empresariales de ARENA. EL FMLN con el total respaldo del expresidente Saca, ya no sólo estaba dispuesto a disputar la hegemonía política a ARENA sino también la hegemonía económica a los grandes empresarios que apoyan a ese partido.

Hay que señalar sin embargo, que si bien es cierto que ARENA cuenta con el respaldo de grandes empresarios, su fuerza no reside allí, sino en el apoyo de las clases medias y populares. Ningún partido tendría la fuerza que tiene ARENA sólo con el apoyo de unos cuantos empresarios.

El FMLN, dominado ahora por una nueva clase de millonarios surgidos a la sombra de Chávez, en alianza con algunos capitales emergentes, sobre todo de familias de origen árabe (no todos por supuesto), son los que concibieron y tuvieron éxito en la transición del expresidente Saca a Mauricio Funes y de éste al actual presidente: un comandante duro y puro.

Sin embargo, sé de buena fuente, que hay un grupo fuerte dentro del FMLN que no ve con buenos ojos la candidatura cuasi presidencial que se hace en San Salvador. Tampoco le gusta que el Partido Comunista se haya adueñado prácticamente de los millonarios proyectos de ALBA, en detrimento de las antiguas FPL.

De manera irónica el éxito electoral que tuvo el FMLN en 2009 se basó en sintetizar, en los dos últimos años del gobierno del expresidente Saca, los famosos 20 años de ARENA. Y hay que decir que los primeros quince años de gobiernos de ARENA, de acuerdo con los datos de organismos multilaterales, es cuando hubo mayor estabilidad política y social y fue cuando más disminuyó la pobreza.

Otro éxito del FMLN es el de satanizar a los empresarios que apoyan a ARENA. Para ello el francotirador favorito es Joaquín Villalobos que dispara a lo que llama "la oligarquía", una oligarquía que, así como la pinta Joaquín, desapareció hace ya algunas décadas.

Lo que está en juego en San Salvador para el proyecto ALBA y sus nuevos socios, no es solo la alcaldía, sino la continuidad a través del candidato de seguir haciendo negocios millonarios, a la sombra del Estado, sobre todo ahora que Venezuela está en crisis y Cuba va peor. Y cuando los millonarios surgen desde los dineros del Estado, todo lo demás se va a la deriva: la inversión extranjera, el crecimiento económico, los mismos programas sociales, aumenta la pobreza y, por supuesto, la violencia delincuencial.

Es exactamente lo que estamos viendo. Vean los números de organismos independientes. De manera que lo que está en juego en San Salvador no es sólo la alcaldía. La decisión de los capitalinos no es sobre las fantasiosas promesas de un candidato extraño. Lo que decidirán es si quieren seguir por este triste rumbo por el que hoy marcha el país. Piénsenlo. Analícenlo.

Una cosa más para tomar la decisión en San Salvador: conozco el entorno de Edwin Zamora. Da confianza como el mismo Edwin. Gente seria y capaz. El entorno del otro candidato, al menos de los que siempre lo acompañan, es de miedo.

* Columnista de El Diario de Hoy. marvingaleasp@hotmail.com