Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Islam declara guerra al cristianismo

El domingo 6 de septiembre, Andrés Oppenheimer --periodista--, en su programa televisivo censuró fuertemente la reciente horrenda decapitación en Siria de los dos periodistas norteamericanos por fundamentalistas del Estado Islámico, cuyo símbolo es "Muerte a los infieles". Oppenheimer terminó indicando cómo, hacía poco, Arabia Saudita ofreció fuertes sumas monetarias a Noruega, confiando obtener permiso para construir la mezquita más grande de Europa allí. El gobierno noruego contestó que sí podrían otorgárselo, siempre que Arabia Saudita permitiera la construcción de iglesias cristianas en su territorio.

Noruega ya constató lo que está ocurriendo con el mundo islámico: Guerra declarada al cristianismo.

En sus últimas intervenciones en la ONU, Muhammar Gadafi anunció cómo el islamismo, sin disparar una bala, sometería al mundo mediante el vientre de sus mujeres. Esto, parodiando el lema de su religión: "Al igual que los bárbaros acabaron con el Imperio Romano, así los hijos del Islam, utilizando el vientre de sus mujeres, colonizarán y someterán Europa". Pero Gadafi camufló lo de disparar, pues vemos cómo, cristianos palestinos, árabes, iraquíes, iraníes, egipcios, etc., son acribillados o decapitados por basar su fe en Jesucristo: ¡"Infieles"!

La avanzada conquista de Europa no ha bastado y vemos cómo Estados Unidos, a pesar de haber sido sometido a espantosos actos terroristas contra "infieles" que debían morir, como en el 9-11 y muchísimos más, ahora tiene más de cien mezquitas en sus estados más grandes, como Texas, California, Florida, New York.

El resto de estados no tiene menos de 10. Viven ya allá millares de musulmanes islamitas, los que cuando así lo deciden, embotellan el tránsito al --multitudinariamente-- hacer sus oraciones en medio del tráfico. Esto puede verse en videos en Internet, en calles imprescindibles como la Quinta Avenida de New York.

No podemos aceptar esta guerra Yihad declarada mundialmente a Jesucristo por los islamitas fundamentalistas, que se han ido introduciendo en los países solapadamente. Somos un país vulnerable a esto, por la inmoralidad galopante practicada por muchos salvadoreños. Debemos alertarnos, porque a quienes practicamos las enseñanzas cristianas como NO MATAR y defendemos LA VIDA DESDE SU CONCEPCIÓN, grupos abortistas nos llaman "fundamentalistas", cuando el verdadero fundamentalismo religioso fanático, (siguiendo religiones satánicas), es promover el asesinato de bebés nonatos, es intentar indultar a 17 mujeres que inhumanamente mataron a sus bebés. Este horror es parecido a grupos como ISIS (surgido del islamismo fundamentalista), CUYA META ES MATAR.

Un sacerdote católico, capellán de prisiones en USA, Rick Mathes, interpeló a un Imán en una cárcel donde predicaban:

Mathes:"¿Todo Imán tiene orden de matar un infiel para ir al cielo?" -Imán:-"Si"-. -Mathes:-"¿Defíname infiel?" -Imán:"No creyente". Mathes:-"¿Entonces TODO islamita debe matar a quienes no profesan la fe en Alá para ir al cielo?" -Imán:-"Así es". -Mathes:-"Pues no imagino al Papa Francisco ordenando a todo católico matar a TODOS los de su fe, para ir al cielo. Difícil ser su amigo, cuando Ud. y clérigos islamitas dicen a sus pupilos que me maten. ¿Cómo preferir a su Alá que le ordena matarme para ir al cielo, y no a mi Jesús que me ordena amarlo a Ud. para que yo vaya al cielo?"

¡Defendamos nuestra fe!

* Columnista de El Diario de Hoy.