Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La IPPF vende los órganos de bebés abortados

Es absolutamente necesario que nuestro país entienda que el aborto no es, ni mucho menos, para beneficiar a la mujer como quieren hacer creer, sino un negocio multimillonario donde la vida de madre e hijo, valen queso. A continuación expongo cómo, mundialmente, se ha llegado al horror que intentan imponernos aquí IPPF: International Planned Parenthood Foundation: (Federación Internacional de Planificación Familiar) y abortistas salvadoreños, evidentemente asalariados por ésta. 

Estos abortistas, ya no solo ganan millones asesinando bebés en los vientres maternos, sino también vendiendo los trozos descuartizados de los bebés inmolados. La noticia lanzada por ABC-News, que puede encontrarse en video de YouTube: Planned Parenthood uses partial birth abortions parts, fue grabado con cámara oculta por el “Centro para el Progreso Médico”, un estudio periodístico investigativo, que ha descubierto la trata ilegal de partes de fetos abortados por parte de IPPF. 

Deborah Nucatola, ginecóloga, miembro de IPPF, que desempeña el cargo de directora de Servicios Médicos en esa multinacional, reconoce en ese video, que ejecutan los abortos poniendo cuidado en no dañar ciertos órganos por su alto valor en el mercado.

El video muestra a esta “doctora” describiendo cómo IPPF vende los restos de los abortos que cometen los médicos mercenarios que se prestan a realizarlos en USA. 

Nucatola, en el video, aparece en un almuerzo de negocios con periodistas de investigación que se hacen pasar por compradores de una compañía de productos biológicos humanos. Como jefa del departamento de Servicios Médicos de IPPF, Nucatola ha supervisado esta práctica médica en todos los establecimientos de IPPF desde 2009. Además, adiestra en las crueles técnicas de la muerte a los nuevos médicos de aborto de la institución y realiza abortos por sí misma en IPPF/Los Ángeles, a bebés de hasta 24 semanas (6 meses).

La filmación muestra, sorprendentemente, a esa “alto cargo” de la empresa Planned Parenthood/IPPF, comiéndose su ensalada mientras habla de la venta de partes del cuerpo de los bebés víctimas de abortos. Nucatola describe descaradamente cómo las cabezas de los bebés no nacidos asesinados en abortos se convierten en dólares.

En el video los periodistas le preguntan si le ayuda a ella en su negocio, el hecho de saber a priori qué parte del cuerpo necesitan. Ella responde: “Hace una gran diferencia, claro. Yo diría que mucha gente quiere el hígado. Por esa razón, la mayoría de los “doctores proveedores” llevarán a cabo el aborto bajo ecografía, por lo que saben dónde pondrán sus pinzas”.

Nucatola explica, con una frialdad perturbadora: “Hemos sido muy buenos en conseguir corazón, pulmón e hígado, porque cuidamos no aplastar esas partes, sino presionar encima y debajo. De este modo sacar esas partes íntegras”.

“Para la bóveda craneal, dice, se extrae al bebé de nalgas. Así puede conseguirse una bóveda craneal intacta”.

La legislación federal americana prohíbe la venta de partes del cuerpo de bebés abortados. La condena son penas de prisión de hasta 10 años y multas de medio millón de dólares.

El director de estos periodistas investigadores, David Daleiden, reaccionó a las imágenes impactantes que su equipo captó, diciendo: “La conspiración criminal de IPPF/Planned Parenthood, hace dinero con partes de bebés abortados alcanzando las más altas entradas monetarias. Los funcionarios gubernamentales deben escuchar el clamor público para llevar a los responsables de Planned Parenthood ante la justicia. El dinero de nuestros impuestos no se utilice más para este negocio salvaje”.

¿Aceptará esto El Salvador? ¡No al aborto!


* Columnista de El Diario de Hoy.
Autora del libro “Al Filo de mi Pluma”