Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La imagen del país, ¿quién la crea? Mitos y realidades

La imagen de violencia que hay en el extranjero sobre El Salvador no ha sido creada por los diferentes medios de comunicación, sino por la misma realidad del país 

Estando en el extranjero lo primero que preguntan propios y extraños es ¿cómo está el país?... ¿qué pasa con tanta violencia?... ¿las maras dominan territorios, el gobierno hace algo o están aliados con ellos?... estas solo son algunas de las muchas interrogantes que se hacen todas las personas que de alguna u otra manera están relacionadas con El Salvador.

Muchos de estos salvadoreños, sobre todo los inmigrantes de primera generación porque los de segunda y no se diga los de tercera comienzan a interesarse más en el país y la comunidad que los ha visto crecer, están bastante bien informados; los noticieros de televisión salvadoreños, mexicanos o del sur de Estados Unidos tienen a diario mucha información del país, incluso por cable o por internet pueden ver en vivo las entrevistas matutinas de los canales salvadoreños.

Por qué mataron a esa profesora en la Nueva Concepción, me preguntó a rajatabla un salvadoreño, indignado por el hecho que había conocido en las noticias de ayer; el crimen ocurrió el jueves pasado en esta población de Chalatenango. No sé le dije de tajo, aunque también había visto la noticia en elsalvador.com.

Las maras la mataron, había problemas con vecinos, fue asesinada porque la acusaron de informante de la policía… no sé, insistí en la respuesta, como tampoco sé hacia dónde vamos y si en algún momento se detendrá la ola de crímenes, que al igual que esta maestra de la Nueva Concepción, la gran mayoría queda no solo en el olvido, sino en la impunidad… la justicia poco o nada hace para que cada hecho de violencia se esclarezca, los culpables sean juzgados y enviados a prisión. 

Pero entonces, ¿está peligroso El Salvador?, me interrogaba este compatriota que, al igual que miles, sigue a diario, con muchos recuerdos y cariño, la patria que lo vio nacer. ¿Qué responder?... sí es peligroso, pero también el corazoncito salta y hace decir, pero la mayoría de salvadoreños, de cualquier condición social, sale a trabajar a diario muy temprano, pone su mejor esfuerzo para llevar el sustento a su familia.

Los jóvenes, por miles y miles, no son ni les interesan las maras, y cotidianamente van a la escuela, el colegio y la universidad; muchos de estos, la mayoría diría, hace su mejor esfuerzo para lograr superarse… se divierten sanamente, hacen deporte, van a fiestas y viven con intensidad sus familias.

¿Y qué de la violencia… de las decenas de crímenes diarios… y, entonces, por qué no se puede detener a las pandillas que a diario son noticia en los diferentes medios de comunicación?, me insistía con interés el compatriota, quien la mitad de su familia cercana la tiene en Norteamérica y la otra mitad en El Salvador… No sé respondí de nuevo, aunque de inmediato me surgió la duda ante la insistencia, ¿los medios de comunicación contribuyen a esta visión negativa del país...?

La tentación es esta, echar la culpa al mensajero, al periodista, a la prensa, a la televisión sobre los altos índices de violencia; hipotéticamente, pensemos por un minuto, si la prensa nacional o extranjera dejara de hablar de El Salvador, no publicara ni un hecho de violencia, ignorara por completo el enorme y escandaloso índice de crímenes que a diario ocurren en el país… que la profesora asesinada el jueves en la Nueva Concepción no hubiese sido noticia y su muerte ignorada por los diferentes medios de comunicación... si esto ocurriera, ¿mejoraría la imagen de El Salvador?... No sé, no creo, es más, creería que los salvadoreños en el extranjero, y no se diga, los que están en el país, se sentirían no solo engañados sino indignados porque se esconde la realidad de violencia en El Salvador. 

Se pueden imaginar ustedes, como lo quisiera y lo ha dicho una y otra vez el presidente efemelenista quien cuando estaba en la oposición pensaba lo contrario y exigía más criticidad de los medios de comunicación, que se publicara que los salvadoreños van a trabajar todos los días, que los estudiantes van a estudiar… ¿se sentiría informado?, ¿cambiaría la imagen del país? 

No sé, de lo que sí estoy seguro es que no solo en el país sino en cualquier nación del mundo, los medios de comunicación tienen por función informar, brindar los elementos necesarios para que la población, las audiencias tengan los suficientes datos para que puedan hacerse una visión lo más acertada posible de lo que sucede en la realidad.

Es más, y esta es una tarea que tenemos los comunicadores en el país, que además de reportar e informar los hechos de violencia, y de no violencia también, se requiere más ensayos y reportajes interpretativos que traten de explicar de mejor manera, lo que los salvadoreños en el país o en el extranjero se preguntan: ¿cómo está el país?... ¿qué pasa con tanta violencia?... ¿las maras dominan territorios?, ¿el gobierno hace algo o están aliados con ellos?...

* Editor Jefe de El Diario de Hoy