Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hotel: Un mundo visto desde un “front desk”

La escritora es testigo del suceso. Nos lo relata, luego, a puertas cerradas. Es como meterse a una habitación en donde una mujer cuenta historias desde algún lugar donde no se le puede ver, solo escuchar y, en este caso, leer

Sorprenden los relatos de “Hotel”, un libro de historias que tiene el sugerente subtítulo de “Relato a Puertas Cerradas”. Sorprenden por la mezcla que contiene cada relato de suspenso, audacia, elegante erotismo y, sobre todo, por la capacidad de observación de la autora para aprehender lo que de permanente y valioso hay en la cotidianidad.

Es el mundo visto desde el “front desk” de un hotel de lujo. El ojo de María Belén Astori, la autora, como cámara fotográfica registra cada gesto, rasgo, conversación y acción que luego su imaginación, convierte en relatos que logran condensar en pocas líneas la condición humana. Y es allí, en los Hoteles, ese universo de personas visitantes que cambia día con día, en donde se dan grandes paradojas.

En medio del bullicio de un lobby, de las conferencias y celebraciones en cada uno de los salones, de los elegantes restaurantes; de los olores, los colores, los licores, las alfombras, las plantas exuberantes, las piscinas; hay seres humanos que viven la más ingrata de las soledades, euforias de negocios exitosos que se cierran, o ardientes y prohibidas pasiones que se abren.

¿Qué historia hay detrás de la tarjeta de crédito con la que pagó aquel extranjero de traje oscuro, zapatos lustrosos, reloj enchapado, pelo engominado y mirada de profunda preocupación? María Belén Astori adivina en esa mirada, en la forma de observar la cuenta, firmar la factura y despedirse, una historia de derrotas financieras.

¿Quién es este otro sujeto de mediana edad, a quien se nota que el dinero le sobra y que se hace acompañar de una joven que no es, a todas luces, su hija ni su asistente? ¿Un padre de familia que predica valores en la mesa de comedor? ¿Un amoroso esposo que jamás olvida el aniversario de boda? y, además, ¿quién es aquella dama que parece salida de una canción de Ricardo Arjona, con sus pisadas de fuego al andar cuya compañía por tres días con sus noches, es un muchacho casi adolescente que al mismo tiempo que acompaña a la doña, coquetea con descaro con chicas de su edad?

La escritora es testigo del suceso. Nos lo relata, luego, a puertas cerradas. Es como meterse a una habitación en donde una mujer cuenta historias desde algún lugar donde no se le puede ver, solo escuchar y, en este caso leer.

Es en los hoteles, decía, donde se producen esas contradicciones: la soledad en medio del bullicio. La tristeza en medio del festival, la derrota económica en contextos lujosos, las infidelidades de los fieles, las prisas y carreras de los calmados. Los extraños más entrañables y las pasiones más desapasionadas. Esas de las que alguien dijo que solo queda una enorme tristeza después de haber amado. Allí donde, al cerrar la habitación, el huésped hace lo que nadie sabe que hace.

Pero hubo alguien que, a partir de ciertas pistas, detalles en la ropa, en la manera de caminar, de hablar y hasta de callar, puede imaginar lo que pasó tras esas puertas. “Hotel”, ópera prima de la escritora María Belén Astori, es mucho más que una colección de relatos eróticos y de suspenso. Es otra forma, novedosa y acuciante, de describir el comportamiento humano y transmitirlo a través de un lenguaje directo y un estilo fresco.

Los relatos contenidos en “Hotel”, exudan pasión pero también invitan a la reflexión sobre la complejidad de las relaciones sociales. Algunas de sus historias me recordaron la profunda carga sicológica de un Ernesto Sábato en “El Túnel”, una de las más inquietantes novelas latinoamericanas. Pero también tiene ecos de un Alberto Moravia, el gran cuentista italiano de mediados del siglo pasado, quien supo aprehender los más profundos rasgos de la sociedad romana de mitad del Siglo XX desde la cotidianidad.

“Hotel, Relato a Puertas Cerradas” es una buena noticia. María Belén Astori, estamos seguros, comienza la andadura que la llevará a enriquecer su propia aventura literaria. Para la editorial “Elsalvadorebooks.com” es un alto honor ser la casa desde donde esta novel escritora emprende el vuelo. Hotel estará pronto disponible en www.elsalvadorebooks.com.

*Columnista de El Diario de Hoy.