Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un homenaje a Schafik Handal

El 24 de este mes se cumplirán 8 años de la muerte por un paro cardíaco del histórico líder de la izquierda comunista, Schafik Handal. Unas semanas antes, se había dirigido a los presidentes de los tres Órganos del Estado, a los diputados y al pueblo en general, durante su discurso en la sesión solemne en conmemoración del Día de la Constitución. Con su particular y característica forma de hablar, sin reservas, calificó a nuestra Constitución de "cadáver insepulto, acribillado a puñaladas que se saca cada año para ponerlo sobre la mesa y rendirle homenaje".

En su discurso, Schafik denunció que aunque la Constitución establece que la soberanía reside en el pueblo, en nuestra Asamblea Legislativa "se pueden adquirir voluntades y dar la espalda al mandato ciudadano". Nos recordó que es un deber constitucional discutir los proyectos de ley y no aprobarlos en los tristemente célebres madrugones. Nos recordó que el art. 218 Cn. establece que "los funcionarios están al servicio del Estado y no de una fracción política determinada", y que no pueden hacer política partidista. En consecuencia, reprendió al entonces Presidente de la República, Elías Antonio Saca, por ejercer simultáneamente la presidencia de ARENA y por "constantemente hacer propaganda a favor de su partido". Schafik concluyó que en el Gobierno, en lugar de prevalecer la Constitución, prevalecía "el yo quiero, el yo digo, el yo impongo". Se refería al modelo de "les guste o no les guste" que seguimos viviendo hoy en el 2014.

Cuando compitió por la presidencia de la República en el 2004, Schafik no dudó en proponer sus ideas más radicales, sin importarle que estas le costaran su elección al cargo. En fin, fue un político que no buscó engañar y que en todo momento demostró ser muy transparente: todos sabíamos quién era Schafik Handal y qué representaba.

Después de su muerte, Sánchez Cerén tomó la batuta del FMLN. En su calidad de diputado y coordinador del partido, dio en el 2006 un discurso en el Día de la Constitución, justo un año después del que diera Schafik. Sánchez Cerén no tuvo reparos en criticar nuevamente a Saca por seguir "violando sin ambages y de manera arrogante" la Constitución. Pero además, señaló el hecho que "violentando nuestra Constitución, una misma legislatura eligió a dos tercios de la Corte Suprema, sacrificando su credibilidad en aras de intereses partidistas"; criticó que "la Fuerza Armada ha sido utilizada de forma inapropiada en tareas de seguridad pública", y mostró su preocupación por "un Tribunal Supremo Electoral de composición viciada, que no garantiza ni transparencia ni justicia electoral".

Si pudiera hablarle hoy, señor Handal, le diría que los tiempos han cambiado. A diferencia de cuando usted dio su discurso en la Asamblea, el FMLN ha tenido la presidencia de todos los Órganos del Estado, incluyendo el Órgano Judicial, luego de que su partido liderara una inconstitucional elección de dos magistraturas en una misma legislatura, como la que criticó Sánchez Cerén cuando su partido no tenía el poder.

También le diría, señor Handal, que bajo la presidencia del FMLN en el Órgano Legislativo, los madrugones y otras violaciones a la Constitución han continuado, con el apoyo de voluntades compradas y de burlas a la soberanía popular, como las que usted denunció unos días antes de morir.

Además, señor Handal, bajo la presidencia del FMLN en el Órgano Ejecutivo, se violó nuevamente el art. 218 de la Constitución, ya que nuestro actual presidente no representa a todo el pueblo, sino a un movimiento político determinado, y tanto él como sus ministros abusan de sus cargos para hacer política partidaria. Por si fuera poco, las Fuerzas Armadas están siendo utilizadas, de forma inapropiada e indefinida, en labores de seguridad. Atrás quedaron los días en que usted y Sánchez Cerén denunciaban estos y otros flagelos a la Constitución. Pero no todo ha cambiado para mal, señor Handal. Usted señaló en su último discurso ante la Asamblea Legislativa, la falta de alguien "a quien acudir con la seguridad de que los preceptos constitucionales sean defendidos". Déjeme decirle que ahora contamos con una Sala de lo Constitucional que ha demostrado dotes de verdadera independencia y que ha hecho posible iniciar un proceso de cambio desde adentro del sistema, ese que usted tanto defendió que era posible realizar. Para empezar, declaró inconstitucional la partida secreta que facilitó durante años el robo despiadado a la población. Sin embargo, el partido que usted alguna vez representó, pero que hoy no lo representa, constantemente intenta desarticular a la Sala.

Por todo eso, señor Handal, permítame rendirle un merecido homenaje, porque usted fue un político que no se burló de la inteligencia y de la esperanza de los salvadoreños, y siempre nos mostró su verdadera ideología. Ahora la izquierda y la derecha han prostituido sus ideales y a veces cuesta distinguir a una de la otra; pero sí es fácil distinguir entre los que olvidaron la promesa del cambio una vez en el poder, y los que ahora desde la oposición aceptan los errores de los que tuvieron que aprender. El pueblo decidirá a quién le da una nueva oportunidad de gobernar.

*Colaborador de El Diario de Hoy.

@JM_Rengifo