Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¡Hay mucho por hacer!

Hacía ya bastantes días que no iba al centro de San Salvador y este martes fui para una gestión en la Biblioteca Nacional y me di cuenta nuevamente del gran desorden de toda esta zona. Es cierto que la gente necesita "rebuscarse " por la falta de trabajo y que la situación económica que va a peor y cada uno hace lo que puede para sobrevivir.

En otras ciudades ya hace tiempo que se reordenaron las ventas en la calle y seguramente que aquí también se puede hacer si valientemente se lo proponen. Ventas en la calle he visto en Tokio, Berlín, Frankfurt, París, Nueva York, Los Ángeles y en todas las ciudades españolas. Es una forma de comercio, legal, normal y necesaria, pues hay gente que le gusta comprar en la calle y son una alternativa de micronegocio rentable, pero no tiene por qué ser, ni desordenado, ni sucio, ni inseguro, ni tremendamente ruidoso.

Alrededor de la Biblioteca hay hasta peluquerías en las aceras y todo lo bonito del edificio se perdió. Es muy importante que el nuevo Concejo piense y ponga en práctica inteligentemente algunas ordenanzas municipales complicadas e incómodas. Y les recomiendo que las pongan en el primer año, en el segundo las potencien y mejoren y en el tercero las superen en beneficio de todos y desde el principio deben ser "ganar-ganar" para los vendedores, los ciudadanos, la alcaldía e incluso el turismo de día y de noche.

Me refiero por ejemplo a las siguientes ordenanzas: 1. Liberar sin excepción todas las aceras de los edificios oficiales y particulares de ventas. 2. Declarar zonas peatonales donde los vendedores pongan sus puestos con un diseño estandarizado, atractivo, iluminado por la noche y suficiente grande para que exhiban y vendan sus productos. 3. Sectorizar los espacios por tipos de comercio: productos alimenticios, comida sana e higiénica, utensilios, ropa, zapatos, artesanías, etc. 4. Reducir el ruido a un nivel de decibelios que no sea dañino para las personas y el medio ambiente. 5. Sacar el tráfico particular y de pasajeros centro de la ciudad y llevarlo a la periferia. 6. Llevar al centro de la ciudad oficinas del Estado. 7 .Permitir parqueo solo para descargar y crear áreas seguras de parqueo en las zonas peatonales. 8. Formar un equipo de policías que den seguridad a los vendedores y a los clientes en las zonas peatonales. 9. Fomentar el regreso de los comercios al centro de la ciudad. 10. Facilitar los permisos de reconstrucción y abrir línea de préstamos a largo plazo para el derribo y construcción de las casas que están al borde de derrumbarse o incendiarse.

*Ingeniero.

Columnista de El Diario de Hoy.

www.centrodecalidadyproductividad.com