Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hacerlo bien a la primera

"Do it right the first time", se dice en inglés y es uno de los conceptos más importantes en la implantación de los sistemas de mejora continua y los sistemas de la gestión de la calidad en cualquier organización, por cierto, una de mis ocupaciones y por eso lo sé muy bien.

"Hacer las cosas bien a la primera" significa el ahorro en frustraciones, tiempo, recursos, pérdida de oportunidades y dinero que se necesitan para volverlo a hacer.

Considerando las elecciones del próximo domingo como un proceso en el que participamos todos, se puede aplicar el concepto de hacerlo bien a la primera, participando todos, no quedándose en casa y decidiendo sobre cómo queremos que siga siendo gobernado nuestro país.

Si con la economía "embrecada", con un gobierno que profundice más en lo que ya tenemos y vemos que no funciona, o bien, "desembrecar" la economía con un gobierno diferente que replantee muchas cosas que no se están haciendo bien.

Pero en el fondo, lo que yo creo que está en riesgo es la dirección que tomaráa el gobierno en los siguientes cinco, diez y veinte años, pues más bien se trata, de optar por la izquierda y seguir tal como vamos en dirección hacia Cuba y Venezuela o con un gobierno de centro derecha, reorientamos la dirección hacia EE.UU. y Europa.

En España, mi segunda patria, con las medidas de austeridad y creación de un buen clima de inversión nacional y extranjera, que está tomando el gobierno del Partido Popular de centro derecha, ya se empieza a reducir el desempleo y la industria a recobrar su brío, y en Valencia, en el sector del automóvil, uno de los más importantes de la región, las noticias dicen que será un excelente año, de mucho trabajo, progreso e innovación.

En las empresas utilizamos el concepto de "bien a la primera", para conseguir los resultados en la primera vez que se realicen los procesos, eliminando la alternativa de repetirlos. Muy bueno serí para al país que participando todos los que deben participar en las elecciones del próximo domingo, definamos de una vez a la primera, lo que debe suceder en nuestro querido El Salvador, que para mí ya no es tanto un asunto de candidatos, sino de sistema de gobierno y posicionamiento nacional e internacional.

Si las cosas siguen como van, continuará el problema del desempleo y también seguirá la emigración y les aseguro, que ningún salvadoreño se irá, ni para Cuba, ni Venezuela, ni Nicaragua, se irán para Estados Unidos, Europa, Australia o cualquier país democrático y libre donde se puede desarrollar la gente según sus propios esfuerzos y capacidades.

Repetir las cosas, desde las más simples hasta las más complejas, siempre fue y seguirá siendo caro. Acuda a votar el próximo domingo y no deje que otros decidan por usted.

*Ingeniero.

Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net