Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

George y Carys Hobson

Hace quince años George Hobson fue elegido como nuevo director de la Academia Británica Cuscatleca (ABC). Iniciaría el año escolar en agosto de 1999. Llegó al país en compañía de Carys, su esposa. Una nueva generación de salvadoreños había sido aceptada ya en el nivel de Pre-Kinder de la Británica. Desde entonces quince generaciones de estudiantes se han graduado en la institución, más de mil nuevos bachilleres. De hecho la semana pasada, Hobson estaba graduando al grupo de estudiantes que había iniciado en Pre-Kinder el mismo año de su llegada.

La Academia Británica Cuscatleca es una institución de 1450 estudiantes de Pre-Kinder a 12o grado, con un personal de alrededor de 200 personas, incluyendo 120 maestros, de los cuales 40 son profesores extranjeros, en su mayoría de Gran Bretaña. Lo que probablemente inició como una parada más en el camino profesional de un director de instituciones internacionales que ofrecen el currículo de Inglaterra, se convirtió en compromiso de vida, en una travesía que ha llevado a la ABC a celebrar muchos logros de sus alumnos. También la semana pasada celebrábamos los logros académicos y deportivos de más de cien estudiantes, quienes obtuvieron primeros lugares en competencias internacionales de matemáticas, en el debate intercolegial de la ESEN y en deportes como natación, fútbol, basquetbol, tiro con arco y atletismo.

En quince años los cambios en la Británica han sido impresionantes y no sólo en lo evidente que es la infraestructura. Hobson supervisó la construcción de la Biblioteca del Jubileo para primaria, el Performance Arts Centre (PAC), el Learning Resources Centre (LRC) y la nueva cafetería. Una inversión millonaria. Además en estos años el Bachillerato Internacional se convirtió en un referente de la calidad educativa, así como otros programas como el IGCSE de la Universidad de Cambridge, el IPC (Currículo Internacional de Primaria) y los currículos nacionales de Inglaterra y de El Salvador. La Británica es una institución acreditada por el CIS (Consejo de Escuelas Internacionales) y por el IB (Bachillerato Internacional).

Hobson obtuvo en 1979 su Licenciatura en Educación de la Universidad de Nottingham y en 1996 su Maestría en Administración Educativa de Open University. De 1982 a 1992, trabajó como Coordinador de Matemáticas (K-12) en The Bahrain School en Manama. De 1992 a 1995 se convirtió en el encargado de la sección del IB y de 1995 a 1996 en subdirector y coordinador del IB. De 1996 a 1999 fue subdirector del colegio St. Julian en Portugal.

No creo que George y Carys, al menos inicialmente, hayan pretendido cultivar en El Salvador los logros que ahora cosechan y de los que nos beneficiamos como familias y como país. No creo que George y Carys hayan pretendido cultivar las amistades con las que ahora cuentan en el país. No creo que George y Carys hayan pretendido dedicar una parte significativa de sus vidas a los salvadoreños. Y, sin embargo, quince años después George y Carys han hecho la diferencia en la vida de miles de jóvenes.

Gracias, George. Gracias, Carys. Sabemos que los quince años de entrega han sido fortalecidos por el amor y la pasión que sienten por los jóvenes, han sido motivados por la misión del maestro que esperanzado es testigo de los cambios en los estudiantes. Sabemos que en estos quince años también han recibido. Esperamos, especialmente ahora que siguen su destino, que siempre atesoren en su corazón a este pequeño país, a su gente y a todos los jóvenes cuyas vidas transformaron.

El Salvador ahora cuenta con una institución de nivel internacional fortalecida. Cuenta además con el programa de becas de los colegios del movimiento United World Colleges (UWC), parte también del legado de los Hobson. Esperoe este pequeño testimonio sirva de merecido reconocimiento a un hombre y a una mujer ejemplares, quienes desde la pequeñez del servicio como educadores han producido para el país miles de ciudadanos responsables y sobresalientes. ¡Way to go, George and Carys!.

*Columnista de El Diario de Hoy.