Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fraude antes, durante y después de las elecciones

El Art 273 dice: Las elecciones a que se refiere este Código serán declaradas nulas por el Tribunal en los casos siguientes: Cuando por fraude, coacción o violencia de las autoridades o de miembros de organismos electorales, de partidos políticos o coaliciones contendientes, o de representantes autorizados por estos, o por cualquier otra persona o grupo se hubiere hecho variar el resultado de la elección.

Antes de las elecciones fuimos testigos de la violación a la Constitución, de la campaña sucia electoral y violencia del presidente Funes hasta el día antes de las elecciones, destilando veneno contra integrantes de ARENA. Además, mareros amenazaron a votantes para que votaran por el FMLN. Asimismo, de los 512,000 DUI vencidos, miles de votantes no pudieron renovarlos, cuando el TSE debería de haber puesto los medios para agilizar este proceso. Dos magistrados del TSE se burlaron de la población abiertamente parcializados a favor del FMLN. Walter Araujo se rió en la cara de los ciudadanos burlándose de la ley manifestando públicamente su voto a favor de ellos, justa causa de destitución.

Hay pruebas confirmadas por el Fiscal de que durante las elecciones varios cientos de personas votaron dos veces, en la mesa que cuidaban y donde les tocaba según el padrón. Hubo Intimidación del FMLN en las entradas de algunos centros con turbas que gritaban consignas. Hubo gente que no pudo votar porque ya alguien había votado en su lugar.

Después de las elecciones siguen las pruebas de fraude: se han descubierto cientos de actas con irregularidades, se cambió la información, todos los errores favoreciendo al FMLN. El TSE no ha mostrado transparencia e imparcialidad. Entre las anomalías impulsadas por ellos vemos que sigue permitiendo spots de televisión en que el FMLN se proclama ganador, sin embargo, se ha procesado delincuencialmente al autor de una oración a Dios y a la Virgen. Esto es persecución religiosa. Deniega los justificados recursos de ARENA sin argumentación, además de admitirlos 5 horas después de haber sido presentados, cuando la ley manda que sean admitidos inmediatamente.

¿Cómo puede decir el PDDH que no hay grandes anomalías? Fraude es fraude. El daño a la imagen internacional no lo ha hecho ARENA sino los autores y cómplices del fraude. Ya hay medios internacionales denunciando la parcialidad que ha tenido el TSE. Y la evaluación de observadores internacionales del Foro de Sao Paulo no es creíble.

Seguimos viendo la falta de imparcialidad de magistrados del TSE en demostrar que tienen interés en descubrir la verdad y hacer respetar la voluntad popular. Para que haya credibilidad sólo hay una alternativa, abran las urnas. Eso sería una verdadera transparencia. Si tan convencidos están ustedes y el FMLN del resultado de las elecciones, ¿cuál es el temor?

Pedir la legitimidad de las elecciones no es desestabilización política como dicen algunos de ustedes y el FMLN. No pueden negar el fraude descarado comprobado. Recuerden que no somos mitad de derecha y mitad de izquierda. Los que votamos por ARENA estamos defendiendo a nuestro país del Socialismo del Siglo XXI, aunque no seamos todos necesariamente areneros. Sin embargo, los que votaron por el FMLN, definitivamente NO son todos de izquierda sino que muchos son gente sencilla que ha creído las mentiras que ofrece el Frente. Ante tantas dudas e irregularidades en el proceso electoral, todos estamos vigilándolos.

Señores de ARENA, todos los salvadoreños que creemos en la democracia y que queremos paz, justicia y libertad, esperamos que defiendan nuestro voto.

*Columnista de El Diario de Hoy.