Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La fórmula que necesita El Salvador

El Salvador vive con plena intensidad una nueva contienda electoral, sin embargo a estas alturas de la campaña no existe ninguna duda que los doctores Norman Quijano y René Portillo Cuadra, propuestos al país por Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), representan la fórmula que necesita El Salvador para alcanzar mejores niveles de seguridad, un combate de manera efectiva a las condiciones de pobreza y garantizar más oportunidades para todos.

Esta semana los salvadoreños conocimos la presentación del Plan País, que se convertirá en la ruta a seguir por el nuevo gobierno a partir del 1º de junio de 2014, y fue gratificante y esperanzador porque este programa de gobierno expresa acciones que de manera concreta permitirán recuperar nuestro querido El Salvador de la situación deplorable en la que se encuentra.

Pero además, ARENA cuenta con los mejores candidatos y las personas idóneas para ejecutarlo. ¿Por qué Norman Quijano es el mejor candidato? Debemos recordar que nació y creció en la pobreza. Si bien es cierto hoy la vida le ha sonreído, no ha sido por casualidad, sino porque durante toda su vida se esforzó, se preparó académicamente y además en el conocimiento de la administración pública, Norman es un verdadero ejemplo que en la vida no hay limitaciones para ningún ser humano, y que todos podemos volar tan lejos como nos lo propongamos y alcanzar así nuestros sueños y metas.

Esta historia de vida lo convierte en un hombre sensible, solidario y en un candidato presidencial que tiene no sólo los conocimientos y la capacidad para gobernar, sino que entre su pecho y espalda vibra un verdadero compromiso social y moral de sacar adelante a los más desprotegidos.

¿Qué representa el doctor René Portillo Cuadra? Un hombre que surge de la sociedad civil y que ante las injusticias sociales y el desorden institucional, decide saltar a la palestra pública y alzar su voz para interpretar y demandar las necesidades más sentidas de la sociedad civil.

Un académico, caracterizado por no contar con ninguna participación partidaria; pero que en su camino vislumbra e identifica que el único partido político que realmente es una reserva moral para El Salvador, que respeta el Estado de Derecho y tiene la capacidad de interpretar el sentimiento, las aspiraciones y las necesidades de la sociedad civil es ARENA. Cree en este instituto político y toma la decisión de aportar con sus ideas.

Esta combinación de un hombre con experiencia en la administración pública, que conoce la pobreza y se identifica con la solidaridad humana, y otro que surge de la sociedad civil, es lo que garantiza el éxito de esta fórmula presidencial, que además cuenta con la capacidad para convocar a los hombres y mujeres más comprometidos con la patria para integrar el mejor gabinete que sea capaz de resolver los problemas del país.

Me refiero a hombres y mujeres con la capacidad de interpretar las necesidades de la sociedad civil, solidarios con los más desprotegidos, entender que no es el populismo, que no es el despilfarro, que no son los intereses de los funcionarios de turno los que deben prevalecer, sino que debemos caminar en la construcción de un auténtico gobierno ciudadano que responda a las necesidades de la población, y que si algo se debe sacrificar debe ser a los funcionarios públicos, pero nunca más los intereses de los desposeídos.

Los salvadoreños deben tener la seguridad, que ARENA es un partido absolutamente renovado, con funcionarios sensibilizados y comprometidos, que no han sido vencidos por las mieles del poder ni las prebendas personales y que se mantienen fieles a la entrega de los intereses nacionales.

Plan País es precisamente, el resultado de una consulta seria, de haber escuchado a la población, de haberlo construido desde la sociedad civil hasta el partido, no construir los intereses de partido usando a la sociedad civil, este es un gran cambio de ARENA, romper con la política tradicional y poder así responder a las necesidades más sentidas de la población.

Dejo en sus manos queridos lectores su decisión para el próximo evento electoral, más les reitero nuestro firme compromiso de construir un gobierno ciudadano que nos permita recuperar nuestro querido El Salvador.

*Diputado Presidente de la Comisión de Salud