Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿El FMLN acompañará las ofertas del Presidente Electo?

El Presidente Electo, Salvador Sánchez Cerén, ya con credencial en mano ha convocado al diálogo con todos los sectores del país, con el objeto de iniciar a la brevedad la posibilidad de encontrar entendimientos para construir políticas de Estado que perduren por varios años. Ha manifestado que ese "nuevo modelo" deberá resolver problemas estructurales como el bajo crecimiento económico, las dificultades fiscales, pensiones o la vulnerabilidad ante los desastres naturales, seguridad, entre otros. Añadió que su Gobierno va a tener que impulsar "la generación de empleo", lo que requiere de una mayor productividad, la que a la vez se logrará con un "mejor estímulo al sector empresarial" y con un Gobierno "eficiente" y con "austeridad".

Es interesante y esperanzador escuchar al Presidente Electo con palabras de buenas intenciones, las cuales todos queríamos escuchar. Tanto ARENA, ANEP, FUSADES, sociedad civil. El mismo FMLN y los que repiten el sonsonete del socialismo, están claros que sin un crecimiento económico sostenido, con reglas claras, el país no es viable.

Habrá que darle el beneficio de la duda al próximo gobernante. Todos queremos que nuestro país funcione, por el bien de todos los salvadoreños. La duda razonable nos invade cuando observamos que el partido oficial de manera sistemática y premeditada sigue con movimientos para ejercer el control sobre todas las instituciones gubernamentales. Hemos visto cómo el FMLN partidariamente ha tomado control del Poder Ejecutivo, el Poder Judicial, el Legislativo, así como la Corte de Cuentas y el Tribunal Supremo Electoral.

Lo único que ha fallado en controlar partidariamente ha sido la Honorable Corte Suprema de Justicia, pese fallidos intentos. Para lograr el uso partidario del Estado, se vuelve estratégico el control de la Sala de lo Constitucional, institución a la cual el FMLN no sólo lo añora, sino que se prepara y trabaja para conquistarla el 2018. Por su importancia estratégica podemos decir que sin lugar a dudas es la joya de la corona en el control partidario de las instituciones. La estrategia de ir controlando institución por institución con paciencia, sistemáticamente y sin prisas, la ha venido ejecutando. Dirigentes del FMLN han expuesto públicamente que esas son sus intenciones y lo han hecho realidad. No debe extrañarnos que para el 2018 van a poner toda la carne al asador como lo hicieron en las pasadas elecciones presidenciales.

Lo que todos hemos visto es que mediante el uso masivo de la publicidad el FMLN logra vender la idea de que las cosas van caminando para bien. Logra generar falsas esperanzas para ganar tiempo y llegar con ventaja a las elecciones del 2015 y las del 2018. Esas son las medidas de cambios que impulsan… ¡hechas para que nada cambie!

Pero para que todo esto ocurra y la población deje de oponerse, se necesita como mínimo mantener inmovilizado al partido ARENA, concentrado en reorganizarse con el acompañamiento de noticias en los medios de comunicación. Pero si pudiera el FMLN conseguir cómo desmovilizar ARENA ideológica y políticamente, ese si sería un festín para el poder fáctico, los dueños nacionales y extranjeros del FMLN.

Se debe de estar claro que para enfrentar y derrotar la ofensiva mediática-política del FMLN y sus aliados, ARENA debe estar siempre en contacto con sus bases y la población, informándole y presentándole propuestas y reformas integrales de interés nacional.

El partido político que logre la lectura correcta de la voluntad del electorado en esta gesta del 2015, será depositario de la preferencia electoral. Y así, se conformará una Asamblea Legislativa que favorezca la gobernabilidad democrática. Entre tanto, ARENA debe ser un partido de oposición, fuerte y unido.

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com