Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"El fenómeno Kotelko"

Olga Kotelko nació en Canadá en 1919, siendo la séptima de once hijos de una pareja de inmigrantes ucranianos. En su adolescencia jugó baseball pero no se ejercitó activamente debido a que como madre soltera, tuvo que trabajar como profesora para poder educar a sus dos hijas. Nada en ella indicaba que iba a ser una mujer diferente o una persona excepcional, hasta que a los 77 años de edad, inicia un programa de entrenamiento físico que la llevaría a convertirse en un ejemplo para todos, independiente de la edad que se tenga.

La señora Kotelko ganó en su corta vida en el atletismo 750 medallas en pruebas de pista y campo. Conquistó 37 récords mundiales en los 100 y 200 metros, salto alto, salto largo, jabalina, lanzamientos de disco y martillo. Todo esto durante los 18 años en que compitió, entre 1996 y 2014, el año que ella cumplió 95 años. Puesto que no había muchos atletas de su edad, en ocasiones competía con atletas seniles pero de menor edad que ella.

Debido a sus logros en el atletismo y al hecho de que ella empezara a practicarlo a edades en donde muchas personas viven dedicadas totalmente al sedentarismo y no tienen como opción iniciar un programa de ejercicios, mucho menos un tipo de entrenamiento de las características que requiere el atletismo; esta maravillosa mujer sigue siendo estudiada por científicos de las áreas de fisiología del ejercicio, gerontología y medicina del envejecimiento.

Los científicos han determinado que una buena "carga de genes" y los cambios en el estilo de vida, hicieron posible que ella aminorara el proceso de envejecimiento. Haciendo énfasis que los cambios en el estilo de vida por otros más saludables, sobre todo el ejercitarse físicamente son esenciales independientemente de la edad en que se inicien. Dando la pauta al concepto de que nunca es tarde para iniciar un programa de ejercicios, siempre y cuando sea monitorizado y autorizado por su médico.

Una de las enseñanzas después de haber estudiado "El fenómeno Kotelko" es que la pérdida de peso en personas de la tercera edad, no es completamente sano, pues no se pierde grasa sino que se pierde masa muscular, proceso que está relacionado con temprana fatigabilidad, inestabilidad en la postura y perpetúa la inactividad física llevando a las personas de la tercera edad a la fragilidad senil. A pesar de su edad Kotelko no adoleció de pérdida de masa muscular, encontrando que aún después de los 90 años de edad tuvo crecimiento muscular. Igualmente sus parámetros de salud pulmonar y cardíaco se mantuvieron como el de aquellas personas entre los 40 y 50 años de edad que no se ejercitan frecuentemente. Olga Kotelko murió a los 95 años, el 24 de junio de 2014 por una hemorragia cerebral, sus médicos calculaban que podría haber vivido de 15 a 20 años más.

Para los que la conocían la base de su longevidad estaba en su actitud ante los retos tanto dentro como fuera de las pistas de atletismo y en la forma optimista con que se ejercitaba. Esta es una breve descripción de la importancia de realizar actividad física independiente de la edad; cada uno de nosotros debe sacar provecho de las enseñanzas que sobre el ejercicio, optimismo y la actitud ante la vida nos legó Olga Kotelko.

*Doctor en Medicina.

aguilarjoya@yahoo.com